Imagen de la noticia

Redacción. Solo un 30 % de las empresas españolas están incorporando iniciativas de sostenibilidad basadas en la utilización de materiales reciclados, uso de energías alternativas o diseño de productos más fácilmente reciclables.

Así lo pone de relieve un estudio realizado por Kaizen Institute, consultora especializada en mejora continua para el crecimiento sostenible de las empresas, en el que ha analizado la apuesta e inversión de las compañías españolas en proyectos y soluciones que ayuden a mejorar la economía circular, según el cual, la inversión de esas empresas en sostenibilidad representa el 12 % de sus recursos destinados a proyectos, inversiones e iniciativas estratégicas.

Entre los principales retos que afronta el avance de la economía circular, Kaizen Institute destaca tres:

  • Desarrollar la cadena de suministro cerrando de forma eficiente el flujo de materiales para maximizar el porcentaje de material recuperado. Conseguirlo permitirá poner a disposición de las empresas material reciclado a un precio competitivo, frente a materiales vírgenes.
  • Optimización y adaptación de los procesos productivos, de cara a garantizar la misma eficiencia y calidad de los productos utilizando materiales reciclados. Para lo cual, muchas empresas ya están recurriendo tanto al uso de las herramientas básicas de calidad, como a metodologías más avanzadas como 6 Sigma.
  • Creación de productos más fácilmente reciclables, basándose en una mejor selección de materiales y un diseño no solo enfocado a su vida útil, sino también a facilitar su posterior retorno y usabilidad. En muchas ocasiones se complica o no es viable el reciclaje de un producto, debido a la integración, por ejemplo, de materiales de distinta naturaleza, que conllevan procesos y tratamientos diferentes.

Para José María Sánchez, manager de Kaizen Institute Spain, “estos solo son tres retos a los que las empresas españolas deben enfrentarse para poder apostar por una economía circular sostenible. Aunque España progresa en utilización de materiales reciclados, uso de energías alternativas o diseño de productos más fácilmente reciclables, sigue distanciada de la media europea, por ello se necesitan medidas basadas en la mejora continua para cuidar del planeta y de su futuro”.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.