Imagen de la noticia

Redacción. Banco Santander ha anunciado su compromiso de ser neutro en carbono en 2020 mediante la compensación de todas las emisiones que genera en su actividad diaria.

El banco, que tiene 200.000 empleados en diez mercados principales en Europa y América, ha reducido sus emisiones y su consumo de electricidad un 27 % y un 36 %, respectivamente, entre 2011 y 2018.

El 43 % de la electricidad utilizada por Santander procede de fuentes renovables, y la entidad se ha comprometido a que todo su suministro eléctrico provenga de energías renovables, en la medida de lo posible, en 2025.

Además, el 100 % de sus instalaciones en todo el mundo contará ese mismo año con la certificación ISO 14001, el estándar para diseñar y aplicar un sistema de gestión medioambiental eficaz en las empresas.

Con esta y otras medidas, el banco prevé reducir sus emisiones en un 46% adicional entre 2019 a 2025.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.