Imagen de la noticia

Redacción. Telefónica ha sido reconocida, por sexto año consecutivo, como compañía líder global contra el cambio climático, al ser incluida en la Lista A elaborada por CDP, organización sin ánimo de lucro especializada en impacto ambiental.

CDP ha valorado las acciones de Telefónica en el último año para reducir sus emisiones de CO2, mitigar los riesgos climáticos y ayudar a desarrollar una economía baja en carbono. “Se trata de una de las pocas empresas de alto rendimiento de las miles que han sido valoradas”, indica CDP.

Este ranking está compuesto por ocho empresas de telecomunicaciones, de un total de 179 compañías de todo el mundo seleccionadas de entre las más de 8.000 que han reportado al CDP.

Las compañías, analizadas por más de 525 inversores con activos superiores a 96 billones de dólares, reciben una calificación de la A a la D en función de la efectividad con la que abordan el cambio climático. Las que no aportan información o esta es insuficiente, obtienen una F.

La trayectoria de Telefónica, la única Telco española que aparece en la Lista A, le permitió el año pasado lanzar con éxito el primer bono verde del sector. Con los fondos, un total de 1.000 millones de euros, ha seguido mejorando su eficiencia energética gracias al proceso de transformación del cobre hacia la fibra óptica.

La mayor contribución al medio ambiente de la compañía viene de la digitalización, de ayudar a las empresas a optimizar el uso de recursos escasos, como la energía o el agua, gestionar aspectos ambientales, como los residuos, el clima y la calidad del aire, y reducir emisiones de CO2. Por cada tonelada que emite, ahorra 1,2 y su objetivo es reducir 10 veces su huella en 2025.

Enrique Blanco, CTIO de Telefónica, ha explicado que “formar parte de la Lista A de CDP por sexto año consecutivo es un motivo de orgullo para Telefónica. La gestión de los riesgos y oportunidades del cambio climático forma parte de nuestro día a día desde hace más de una década, pero no nos conformamos con esto. Somos conscientes de la urgencia de reducir las emisiones de CO2. De ahí que hayamos reforzado nuestros objetivos para ser neutros en carbono en 2050 y ayudar a descarbonizar la economía con nuestras soluciones digitales”.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.