Imagen de la noticia

Redacción. La Fundación Damm ha hecho entrega de 300 sillas y 30 mesas al Ayuntamiento de Barcelona para habilitar un edificio sin usar del barrio de Poble Sec como residencia provisional, lo que permitirá sacar a usuarios que no presenten síntomas del Covid-19 de las residencias, alejándolos de posibles focos de contagio.

Las sillas y las mesas donadas por la Fundación Damm, que forman parte del mobiliario que se tendría que distribuir entre bares, restaurantes y hoteles que hoy permanecen cerrados, se repartirán entre las habitaciones de los usuarios y otras estancias, y se destinarán a diferentes usos, como la adaptación de los baños a las necesidades de los residentes.

La entrega de mobiliario se suma a las donaciones ya efectuadas por la Fundación Damm de más de 130.000 litros de agua mineral a centros sanitarios, hospitales y entidades sociales, así como a la colaboración con las iniciativas de chefs y restaurantes que preparan y llevan comida a personal de hospitales y de residencias de la tercera edad, así como a comedores sociales.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.