Imagen de la noticia

Redacción. La cadena de restaurantes de pollo KFC ha donado diez toneladas de alimentos en España para ayudar a paliar la situación de las personas más desfavorecidas por la crisis del Covid-19.

Los efectos del coronavirus han provocado en España un aumento en las últimas semanas del número de personas con necesidades alimentarias. Según datos de la Federación Española de Bancos de Alimentos (Fesbal), más de un millón personas en España no tienen acceso a alimentos considerados de primera necesidad.

Miguel Fernández, director general de Fesbal, asegura que “estamos ante una situación sin precedentes para los bancos de alimentos. Una crisis que afecta a la sociedad en su conjunto, pero que tiene una incidencia aún mayor entre la población más vulnerable y con menos recursos. Hemos tenido que suspender todas las operaciones presenciales de recogida de alimentos y se han dejado de recibir otras donaciones tradicionales. Por ello, agrademos donaciones como la de KFC, que ayudan a mantener las existencias en nuestros almacenes”.

“La colaboración de KFC nos permite seguir ayudando a 1,1 millones de personas desfavorecidas, es decir, unas 310.000 familias, que alcanzamos a apoyar anualmente con nuestro trabajo solidario, garantizando que tienen cubiertas necesidades esenciales”, añade Fernández.

Por su parte, Pablo Calavia, senior communication marketing manager de KFC Iberia, ha calificado el trabajo de las entidades sociales como esencial en el contexto actual. Además, ha agradecido a todos los bancos de alimentos del país el esfuerzo que han realizado por adaptar sus operaciones al contexto de alarma actual con el objetivo de asegurar que los voluntarios puedan entregar comida de forma segura a los que más lo necesitan.

La compañía ha donado 950.000 dólares a bancos de alimentos de todo el mundo, mientras sigue atendiendo a los colectivos más desfavorecidos a través de su programa Harvest, una iniciativa global que cuenta con casi 30 años de recorrido y que tiene como principal objetivo combatir el hambre y la lucha por disminuir el desperdicio alimentario. En España se han repartido durante este año más de 60.000 comidas a los colectivos más desfavorecidos.

Además, KFC continúa participando en la iniciativa #Food4Heroes, con la que colabora de forma diaria desde el pasado 23 de marzo. Hasta la fecha se han repartido más de 1.500 comidas en agradecimiento al desempeño de los sanitarios y del personal de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

KFC quiere poner así de manifiesto su compromiso, además de con sus empleados, clientes y colaboradores, con las personas que más lo necesitan durante la situación excepcional que vive el país ocasionada por el Covid-19.

“Es el momento de pensar y trabajar de forma conjunta para ayudar a la población. Además, queremos animar a que todas las personas y marcas se sumen a colaborar en la medida de sus posibilidades, porque juntos, con el compromiso de todos, conseguiremos superar con éxito la situación actual”, concluye Calavia.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.