Imagen de la noticia

Redacción. La labor solidaria impulsada por la Fundación KPMG en 2019 mejoró la formación, la empleabilidad y las condiciones de vida de 5.810 personas en España, según ha informado la firma de servicios profesionales.

Esta labor se desarrolló a través de acciones de voluntariado junto con las iniciativas realizadas por KPMG con entidades sociales, a las que destinó más de medio millón de euros.

La Fundación KPMG tiene como objetivo contribuir al progreso de la sociedad y apoyar la consecución de los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) a través de proyectos que impulsen la transformación del tercer sector, la educación de calidad y la formación continua y el apoyo al empleo y la inclusión de las personas con más dificultades.

Entre los proyectos destacados puestos en marcha el año pasado están KPMG Objetivo empleo, para apoyar el empleo de jóvenes, mujeres en situación de vulnerabilidad y otras personas con dificultades, y la iniciativa En KPMG apoyamos proyectos que transforman la sociedad, para impulsar acciones de transformación social en las que colaboran los profesionales de la firma.

En la línea de las anteriores actividades, KPMG colabora con diferentes entidades para impulsar la responsabilidad corporativa, entre las que se encuentran la Asociación Española de Fundaciones, Fundación Seres, Forética, el Observatorio Empresario para el Crecimiento Inclusivo y el Pacto Mundial de las Naciones Unidas. Además, la firma ha colaborado en 23 iniciativas para transformar entidades no lucrativas y proyectos sociales.

Súmate Operación Solidaria frente al covid-19

Este año, para atender el grave impacto económico y social derivado de la pandemia de covid-19, especialmente entre colectivos con dificultades para acceder a productos básicos de alimentación e higiene, la Fundación KPMG ha puesto en marcha la iniciativa Súmate, Operación Solidaria (SOS), que busca aunar los esfuerzos de empresas privadas, Administraciones públicas y el tercer sector para multiplicar la distribución de alimentos y productos de primera necesidad, a través de Banco de Alimentos de Madrid, Cáritas Diocesana de Madrid y Cruz Roja. La iniciativa cuenta con el apoyo de la Comunidad de Madrid y el Ejército de Tierra, en el marco de la Operación Balmis.

Para mejorar la eficacia de las ayudas y facilitar un flujo continuo de contribuciones empresariales, un equipo de profesionales de KPMG ha invertido más de 1.000 horas en diseñar y desarrollar un sistema de colaboración con tres modalidades a las que las empresas se pueden sumar. En el primer mes de funcionamiento se entregaron o comprometieron más de 170.000 kilos de alimentos y productos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.