La Red Española del Pacto Mundial y Unicef España promueven lugares de trabajo compatibles con la vida familiar

Redacción. La Red Española del Pacto Mundial y Unicef España han presentado Lugares de trabajo compatibles con la vida familiar. Políticas y prácticas para promover un trabajo decente en las cadenas de suministro mundiales, un informe realizado por ambas entidades que ofrece orientación a los dirigentes empresariales para la aplicación de políticas favorables a la familia que apoyen a los padres y a los cuidadores en sus propias operaciones.

Además, en el documento se insta a las empresas a hacer uso de su influencia e impacto sobre sus stakeholders para promover dichas políticas entre sus socios comerciales y también dentro de sus cadenas de suministro.

Como argumentos a favor de llevar a cabo estas acciones, el Pacto Mundial de Naciones Unidas y Unicef ponen de manifiesto a lo largo del informe que invertir en lugares de trabajo compatibles con la vida familiar es bueno para las familias, las empresas, las economías y las sociedades en su conjunto.

Según el mismo, “las políticas favorables a la familia contribuyen a mejorar la salud y la educación de los niños/as, a una mayor igualdad de género y a un crecimiento sostenible. También propician una mejora de la productividad laboral y la capacidad para atraer, motivar y retener a las y los empleados”.

Así mismo, destaca que las condiciones de empleo no solo tienen un impacto significativo en el bienestar de los trabajadores, sino también en el de sus hijos y familias.

Sin embargo, los datos ofrecidos en el informe ponen de relieve que, para los cientos de millones de trabajadores de las cadenas de suministro mundiales, los derechos básicos que les proporcionan, el tiempo, los servicios y los recursos para mantener a sus familias están ampliamente ausentes. Además, las perturbaciones empresariales a gran escala y la crisis socioeconómica resultante de la pandemia de covid-19 han agravado la situación.

Cristina Sánchez, directora ejecutiva de la Red Española del Pacto Mundial, señala que “ahora más que nunca es necesario que tanto las empresas como los gobiernos de todo el mundo adopten medidas urgentes en relación con la protección de los derechos humanos y la conciliación familiar de sus trabajadores”.

“En este sentido, como iniciativa de la ONU que ha conectado los derechos humanos con las empresas bajo el marco de los Diez Principios, apoyamos el desarrollo de legislaciones en todo el mundo para reforzar la debida diligencia de las empresas a lo largo del planeta. Las normas, junto a la formación y herramientas, nos ayudarán sin duda a avanzar hacia un mundo mejor con un sector empresarial más sostenible y próspero”, añade Sánchez.

Kit de herramientas de trabajo decente

El informe también recoge una serie de herramientas y medidas para favorecer la aplicación correcta de los marcos de derechos humanos dentro de la comunidad empresarial. Entre ellas se encuentra el Decent Work Toolkit for Sustainable Procurement (Kit de herramientas de trabajo decente para adquisiciones sostenibles) del Pacto Mundial.

Este conjunto de herramientas ayuda tanto a compradores como a proveedores a iniciar o reforzar su diálogo para identificar y abordar las carencias en las condiciones de trabajo decentes, y puede utilizarse para promover políticas favorables a la familia en las cadenas de suministro.

Respecto a las medidas planteadas en el documento, 17 en total, incluyen desde la integración de disposiciones favorables a la familia en las normas básicas de la cadena de suministro, pasando por ofrecer incentivos a los proveedores para que aborden y apliquen políticas favorables a la familia hasta la colaboración con los grupos de interés locales (por ejemplo, socios comerciales, sociedad civil, gobierno) para impulsar buenas prácticas que logren un impacto positivo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.