©RHSF – Pluispraat

Redacción. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) y Recursos Humanos sin Fronteras (RHSF), en colaboración con Cartooning for Peace, han organizado un concurso mundial de dibujos cuyo objetivo es sensibilizar al mundo sobre el trabajo forzoso a través de imágenes impactantes y mensajes visuales que necesitan pocas o ninguna palabra.

Los dibujantes ganadores serán entrevistados por la OIT, y sus caricaturas, que serán publicadas en las páginas web de las entidades organizadoras, también se utilizarán para elaborar una importante publicación y una exposición de sensibilización sobre el trabajo forzoso.

Según explican desde la OIT, unos 25 millones de hombres, mujeres y niños están atrapados en el trabajo forzoso en la actualidad. De ese total, 16 millones son explotados en el sector privado, muchos de ellos trabajan en la construcción, la agricultura o como trabajadores domésticos, 4,8 millones son víctimas de la explotación sexual forzosa y 4 millones, del trabajo forzoso impuesto por las autoridades estatales. Una de cada cuatro víctimas de la esclavitud moderna son niños.

Para la OIT, el trabajo forzoso es un tema complejo, pero los dibujos pueden romper las barreras lingüísticas y culturales y hacerlo comprensible. Los organizadores del concurso esperan que los dibujos también ayuden a la gente a movilizarse contra esta grave violación de los derechos humanos.

"Mucha gente no es consciente de que todos estamos relacionados con el trabajo forzoso, a través de los bienes y servicios que consumimos, o porque puede ocurrir en nuestra comunidad o en nuestro barrio. Al igual que los periodistas, los dibujantes tienen un papel clave para alertar a un amplio público sobre esta realidad y cambiar las cosas", dice Thomas Wissing, jefe de promoción y asociaciones de la subdivisión de principios y derechos fundamentales en el trabajo de la OIT.

El jurado estará compuesto por representantes de la OIT, la RHSF y Cartooning for Peace, así como de la Confederación Sindical Internacional (CSI), de la Organización Internacional de Empleadores y de la Red Empresarial Mundial sobre el Trabajo Forzoso de la OIT, e incluye a Molly Namirembe, activista y antigua trabajadora infantil, y a Anousheh Karvar, presidenta de la Alianza 8.7.

Además, con motivo del Año Internacional de la ONU para la Erradicación del Trabajo Infantil, se otorgará un premio adicional al mejor dibujo animado sobre los niños en situación de trabajo forzoso.

Los dibujos ganadores de la edición 2015 del concurso fueron expuestos en todo el mundo, llegando a más de 20.000 personas.

"En 2014, mientras analizábamos el mecanismo del trabajo forzoso en Asia, buscamos formas de informar a los trabajadores migrantes de sus derechos. Hablando con las empresas, se nos ocurrió la idea de que los dibujos superaban las barreras lingüísticas. Nuestra primera exposición en 2015 tuvo un fuerte impacto, y gracias a la colaboración con la OIT, esperamos que esta nueva edición llegue a un público aún mayor", ha explicado Martine Combemale, presidenta de RHSF.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.