Damm recupera 29 toneladas de latas en los últimos cinco años

Redacción. La cervecera Damm ha recuperado 29 toneladas de latas en los últimos cinco años a través de las más de 400 máquinas compactadoras de latas que la compañía coloca cada verano en las playas del litoral mediterráneo, que garantizarán una correcta segregación del aluminio para su posterior reciclaje y reutilización.

Como compañía adherida al Pacto Mundial de las Naciones Unidas, Damm trabaja en el cumplimiento del ODS 12 con el fin de impulsar modelos de consumo y producción sostenibles a través de proyectos que promuevan la reducción, reciclado y reutilización de materias primas.

Damm puso en marcha hace 28 años esta iniciativa pionera para concienciar y hacer pedagogía sobre la importancia de reciclar las latas de aluminio. El proyecto ha permitido que la compañía recoja cada verano, mediante la instalación de máquinas compactadoras cerca de zonas de playa, más de medio millón de latas cuyo reciclaje permite reducir un volumen de emisiones de CO2 similar al que emitiría un coche en marcha durante más de un año.

Las máquinas compactadoras de latas que Damm instala en el litoral permiten al usuario reciclar de una manera muy sencilla las latas consumidas.

En cada máquina compactadora caben 2.000 latas de aluminio que se acumulan en sacos que permiten un fácil traslado a la planta de reciclaje. Una vez en la planta de reciclaje, el aluminio del que están fabricadas las latas -que es 100 % reciclable- se limpia y se funde, creando de nuevo láminas de aluminio aptas para un nuevo uso y cerrando así el ciclo circular del material.

La campaña se ha convertido en un eficaz método de concienciación sobre la necesidad de reciclar y darle una segunda vida a las latas de aluminio. El proceso de producción de aluminio a partir de latas de aluminio recicladas reduce un 95 % el consumo de energía y las emisiones de CO2 comparado con el que se genera durante la producción de aluminio primario.

“Estamos muy orgullosos de que nuestra campaña anual de reciclaje de latas siga creciendo año tras año y cada vez más ciudadanos y ciudadanas se animen a reciclar todos los envases de aluminio que se consumen en playas y alrededores. El simple hecho de depositar la lata en el contenedor adecuado es un gesto de vital importancia para conseguir que podamos darle una segunda vida a un material tan valioso como el aluminio, fomentando así un modelo circular de consumo”, ha explicado Juan Antonio López Abadía, director de optimización de energía y medio ambiente de Damm.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.