Banco Santander dona mobiliario urbano fabricado con tarjetas recicladas

Redacción. Banco Santander ha empezado a donar sus primeros bancos urbanos un año después de ofrecer a sus clientes la posibilidad de entregar sus tarjetas caducadas o deterioradas para someterlas a un proceso de reciclaje y transformación en mobiliario urbano.

Valencia, Málaga y Santander serán las primeras ciudades en recibir parte de este equipamiento tras los acuerdos de colaboración alcanzados con los ayuntamientos y con el Gobierno de Cantabria, en virtud de los cuales las instituciones públicas no tendrán que asumir ningún coste.

Esta iniciativa, gracias a la cual se han reciclado ya más de 680.000 tarjetas caducadas o deterioradas, forma parte de la apuesta de Banco Santander por la economía circular y por continuar reduciendo su impacto sobre el medio ambiente.

La entidad se ha marcado el objetivo de que en 2025 todas sus tarjetas estén fabricadas con materiales sostenibles en todos los países en los que opera. Desde 2021, las tarjetas de débito y crédito en España, Portugal, Polonia y Reino Unido se producen ya con este tipo de materiales.

Solo en España, Banco Santander ahorrará en 2023 más de 22 toneladas de plástico de un solo uso y 360 toneladas de CO2 equivalente por la emisión de más de 4,5 millones de tarjetas de materiales sostenibles.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.