Los asuntos sociales se convierten en preocupaciones urgentes para las empresas

Redacción. Una encuesta realizada por la consultora estratégica Bain & Company a cerca de 300 CEOs de todo el mundo asegura que el 85 % de los líderes empresariales consideraría los asuntos sociales como preocupaciones urgentes para sus empresas.

Además, el 60 % de los directivos encuestados indicó que sus empresas estaban ya centradas en generar "soluciones que influyeran de manera positiva en la sociedad" o en "mantener un equilibrio entre las necesidades de todos sus grupos de interés".

Uno de los grupos de interés más influyentes son los clientes, que cada vez prestan más atención a las posibles consecuencias sociales del consumo de algunos productos. En este sentido, otra encuesta elaborada por Bain & Company reveló que más de la mitad de los consumidores de todo el mundo son más propensos a comprar marcas comprometidas con los derechos humanos.

Los directivos encuestados señalaron que el desempeño social de una empresa puede influir en la cuenta de resultados de sus compañías. Las empresas líderes en estas prácticas ya perciben un mayor crecimiento en sus ingresos respecto a los de aquellos competidores que obvian las cuestiones sociales.

Así mismo, los CEOs consultados manifiestan que las sensibilidades sociales les han permitido alcanzar un mayor ratio de atracción de clientes y captación de talento, así como contar con más facilidades para su financiación.

Según Clara Albuquerque, socia de Bain & Company, "las empresas líderes en cuestiones sociales, como la diversidad y la responsabilidad social en las cadenas de suministro, no ven estos esfuerzos como mitigadores de riesgo, sino como una oportunidad para generar valor y ofrecer un mejor servicio a sus grupos de interés".

"El desafío para los directivos es encontrar la mejor manera de convertir las preocupaciones sociales en oportunidades comerciales sostenibles. Es recomendable comenzar con un enfoque en las comunidades locales, clientes, empleados y proveedores, identificando las acciones que puedan abordar los problemas sociales de cada grupo de interés", añade Albuquerque.

Por último, el estudio de Bain & Company analiza cuatro áreas de oportunidad para convertir las soluciones sociales en oportunidades de negocio: mejorar las condiciones de las comunidades desde una perspectiva social y económica, identificar nuevas fuentes de valor para el cliente, invertir en el aprendizaje y el desarrollo de sus empleados actuales y futuros y construir relaciones socialmente responsables con proveedores.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.