imagen de la noticiaRRHH Press. La Fundación Impulso y Caja Inmaculada han firmado un convenio de colaboración, por el que la entidad financiera aportará 90.000 euros para el mantenimiento y las actividades de los dos Centros Especiales de Empleo que gestiona la Fundación en Teruel y en El Burgo de Ebro (Zaragoza), dirigidos a personas con discapacidad física, psíquica o sensorial.

La Fundación Impulso, constituida en 2004 como organización sin ánimo de lucro por iniciativa del Grupo Turol Trading, hoy conocido como Térvalis, tiene como objetivo cooperar en el desarrollo e inserción socio-laboral de personas discapacitadas y en riesgo de exclusión; dedica especial atención a aquellos proyectos destinados a proporcionar un puesto de trabajo a personas con discapacidad y una atención digna a ancianos sin recursos y otros colectivos necesitados en situación límite.

Caja Inmaculada pertenece a su patronato desde 2007 como parte de la importante labor asistencial que realiza en Aragón. Actualmente, CAI dedica cerca del 30% del presupuesto de su Obra Social a actividades que tienen como objetivo ayudar a las personas más necesitadas en la comunidad aragonesa.

Los dos Centros Especiales de Empleo que gestiona la Fundación, a través de los que se asegura un empleo remunerado y formación a trabajadores con discapacidad, son ‘Impúlsate’ (Teruel), cuya actividad es la lavandería industrial y que emplea a 10 personas, y ‘Tamodi’ (El Burgo de Ebro, Zaragoza), que se dedica al montaje manual de piezas de electrodomésticos y da trabajo a 11 personas con discapacidad física, psíquica o sensorial.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.