Imagen de la noticia

Redacción. El Gobierno de Castilla-La Mancha destinará 62,5 millones de euros a medidas de formación y fomento de la contratación que beneficiarán a más de 24.000 personas, según han informado desde el Ejecutivo regional.

De esa cantidad, 34,3 millones de euros se destinan a cursos de formación profesional para el empleo para más de 20.600 personas ocupadas y desempleadas, y casi 3 millones de euros irán dirigidos a cursos con compromiso de contratación.

Un total de 11,2 millones de euros irán dirigidos a proyectos de reciclaje y recualificación de personas mayores de 45 años, destinados a cerca de 1.000 desempleados, en iniciativas focalizadas en la reinserción laboral de las personas desempleadas de más edad.

Por su parte, se destinarán 6 millones de euros al desarrollo de programas específicos de formación para jóvenes en desempleo, en los que participarán más de 800 jóvenes que mientras adquieren una cualificación tendrán un empleo.

Así mismo se destinan 8,8 millones de euros a una nueva convocatoria del Contrato Joven, lo que permitirá la contratación de más de 1.600 jóvenes en empresas y entidades sin ánimo de lucro.

También se destinarán 1,5 millones de euros al Cheque Transición, medida dirigida a posibilitar la transición de las políticas activas de empleo al empleo ordinario de los beneficiarios de los planes de empleo y del programa Garantía +55.

Por último, se invertirán 700.000 euros en facilitar el retorno de talento de personas que emigraron de la región y desean continuar su proyecto de vida en Castilla-La Mancha. Dos centenares de personas han regresado ya en las dos convocatorias anteriores de esta iniciativa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.