Más de la mitad de los trabajadores en España cree que no puede desarrollarse profesionalmente

Redacción. Un 53 % de los empleados españoles siente que no tiene oportunidad de desarrollarse profesionalmente en su puesto de trabajo.

Así lo pone de relieve la Guía Hays 2021, de la que se desprende que, a pesar de la difícil situación económica actual, el desarrollo profesional es una prioridad para los trabajadores españoles.

Y tanto es así que un 55 % de los españoles rechazaría una oferta de trabajo si no pudiese ofrecerle desarrollo profesional o formación, de los que un 20 % lo considera “muy importante” y un 35 % “importante”. Por otro lado, solo el 9 % rechazaría esta oferta de trabajo, y el resto no lo sabe.

Para Fernando Calvo, People & Culture Director de Hays, “estos datos señalan que, como sociedad, solo miramos el desarrollo profesional de una forma vertical: si se sube el salario, si hay un ascenso, si se sustituye al jefe”.

“Sin embargo, hay mucho crecimiento profesional horizontalmente que no se valora lo suficiente y que puede llevar a cambiar de trabajo en mejores condiciones, lo que llamamos la empleabilidad de un trabajador”, destaca.

Esta empleabilidad es una capacidad muy demandada en la actualidad: “poder adaptar nuestras competencias profesionales y personales a las necesidades del mercado nos abre muchas puertas”, reconoce Calvo. Por esta razón, los trabajadores prefieren “trabajar en empresas donde tengan la posibilidad de evolucionar y de crecer, de pasar de un perfil muy técnico a uno más general y aumentar así su valor dentro del mercado laboral”, añade.

Y así lo demuestra el 49 % de trabajadores que aceptarían una bajada de salario en un nuevo proyecto a cambio de recibir desarrollo profesional, la opción más popular por encima de más beneficios sociales (39 %) y la ubicación de la empresa (30 %).

Además, la Guía Hays también corrobora la importancia del desarrollo profesional para los trabajadores en que, de los que han dejado su empleo sin tener una alternativa laboral, el 17 % lo hizo por no tener posibilidad de crecimiento en su empresa.

Por otra parte, también existe un desajuste entre la demanda de formación y desarrollo de los trabajadores y la oferta de las empresas. Según datos de la guía, el 73 % de españoles desearía recibir formación externa, pero solo un 31 % la recibe en su puesto actual.

La discrepancia más elevada es por el mentoring, ya que solo un 8 % lo reciben y al 44 % les gustaría que su empresa lo ofreciera.

“Existen muchas herramientas de coaching y formación que pueden llevar a cabo las empresas y que contribuyen a mejorar la productividad y rendimiento de sus empleados”, señala Calvo.

“La promoción interna es mucho más rentable que tener que fichar gente de fuera; invertir en la formación y desarrollo de los trabajadores es invertir en la propia empresa, porque este empleado aprenderá las funciones que necesitan ser cubiertas”, concluye.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.