imagen de la noticiaRecursos Humanos RRHH Press. La recuperación de la economía española, asentada en un comienzo por el aumento de las exportaciones, se está ampliando a otros ámbitos como la inversión empresarial y el gasto de las familias.

Así se desprende en las previsiones de invierno del EY Eurozone Forecast, que pronostica un crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) español del 1,3% para este año y del 2% para el próximo.

Este comportamiento, muy por encima del previsto para el conjunto de la Eurozona (0,8% en 2014 y 1,2% en 2015) supone el primer crecimiento significativo de la economía española en los últimos seis años. Además, también refleja un optimismo creciente tanto en la confianza de las empresas como de las familias ya que se prevé un aumento del gasto, según recoge el Centro de Estudios EY.

Esta mejoría en el sector exterior comienza a traducirse en mayor generación de actividad empresarial y de gasto. De hecho, se espera un crecimiento de la inversión privada del 4,4% este año, compensando de esta forma el impacto que las medidas de consolidación fiscal del Gobierno han tenido hasta ahora en el tejido empresarial.

Para los próximos ejercicios, asumiendo que no se implanten más medidas de austeridad y un mayor gasto por parte de las empresas, la previsión del EEF es de un crecimiento de la inversión fija de hasta el 3% entre 2015 y 2018.

Empleo

El buen tono de la actividad empresarial también ha empezado a tener su reflejo en el mercado laboral con una reducción de la tasa de paro de un 1% desde el inicio de 2014, según recoge el informe. Pese a todo, el paro seguirá en tasas del 23% hasta 2016, reduciéndose al 21% para 2018.

Entre las principales preocupaciones en las previsiones para España, el EEF también sitúa de nuevo la deflación ya que nuestro país se muestra más vulnerable a este indicador que el resto de economías de la Eurozona.

Por último, el informe asegura que España necesita seguir avanzando en reformas para consolidar la recuperación. Según recoge el informe los cambios emprendidos en la regulación del mercado laboral en 2012 han mejorado el atractivo de España como destino para la inversión tanto de compañías nacionales como extranjeras. Sin embargo, son necesarias medidas para alinear el salario con la productividad así como la reducción de los costes de contratación para empleo poco cualificado.

En opinión del Centro de Estudios de EY, medidas de este calado ayudarían a acelerar la creación de empleo, impulsar la recuperación del consumo así como las finanzas públicas. Además, también recoge la necesidad de más reformas encaminadas a simplificar el sistema fiscal que aumente los ingresos a la vez que impulse la creación de empleo.

RRHHpress.com

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.