imagen de la noticiaRecursos Humanos RRHH Press. La crisis del petróleo está afectando negativamente a las empresas siderometalúrgicas e industriales del País Vasco, según Hays, líder global en la selección de profesionales cualificados.

“La bajada del consumo y de los precios está provocando una reducción de las inversiones en la prospección y en la renovación de las infraestructuras, lo que se traduce en la reducción de los pedidos y el aumento de la competencia entre los fabricantes, bajando su rentabilidad y, también, su oferta de empleo”, asegura Gema de Francisco, responsable de la oficina de Hays en Bilbao.

Las empresas de estos sectores, aunque saben que es un negocio cíclico, están empezando a recortar en personal. De Francisco afirma que la situación “afecta a la creación de empleo, a las nuevas incorporaciones, ya que estas empresas no necesitan reforzar sus plantillas, y lo que les interesa es ajustar al máximo los costes. Además, algunas ya están reduciendo plantilla y otras están paralizando producción a la espera de que la situación mejore”.

Consecuencias en la retención del talento

En caso de que la situación se prolongara en el tiempo, sí podría tener consecuencias no deseadas en la retención del talento. En este sentido, la responsable de Hays en Bilbao apunta que “estamos notando un incremento de la movilidad laboral de los profesionales que trabajan en este tipo de empresas. Si la crisis fuera general, no buscarían nuevas oportunidades, pero la mejora de la economía está generando proyectos interesantes en otros sectores, lo que puede provocar que algunas de estas empresas pierdan a sus mejores profesionales”.

Según Hays, no existe una alarma, “porque esta situación ya se ha vivido antes”, pero es una “situación preocupante”. Aunque la rotación se realiza dentro de sectores afines, la siderometalúrgica supone el 40% de la actividad del sector industrial.

El futuro dependerá de la evolución de la macroeconomía. En cualquier caso, sigue habiendo proyectos, porque la mayoría de las empresas tiene negocios muy distribuidos y compensan la crisis del petróleo con el impulso de la actividad en otras áreas.

En el contexto nacional, el País Vasco es una de las comunidades autónomas más afectada por la crisis del petróleo, “y dada la importancia del sector industrial, y, dentro de él, la industria siderometalúrgica, se está ralentizando la creación de empleo, especialmente si se compara con el repunte que está experimentando en otras zonas de España”.

La otra cara de la moneda es la automoción, “que está mejorando claramente. Hay más proyectos, crecen las exportaciones y aumenta la actividad de la industria auxiliar y la movilidad de los profesionales, hasta el punto de que la mayoría de los candidatos están inmersos en 3 o 4 procesos de selección, lo que supone que pueden elegir y mejorar las condiciones laborales”, concluye De Francisco.

RRHHpress.com

 

SPEC

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.