imagen de la noticiaRecursos Humanos RRHH Press. El nivel de formación que demanda el mercado de trabajo en Cataluña se distribuye en un 23% de alta cualificación, un 37% de cualificación media y un 40% de baja cualificación.

Así lo pone de relieve el informe 'Formación y empleo en Cataluña y comparativa con algunos países europeos', elaborado por la patronal catalana de la micro, pequeña y mediana empresa (Pimec), que pretende aportar una visión del mercado de trabajo desde la perspectiva de la cualificación profesional, desvelando qué formación ofrecen las personas, y, por tanto, el sistema educativo, frente a qué cualificación piden las empresas.

El informe de Pimec pone de relieve que el nivel formativo que ofrecen las personas presenta unos desajustes notables, destacando los 14 puntos porcentuales de déficit de oferta de FP y Bachillerato en relación a lo que piden las empresas en el nivel formativo medio.

En la comparativa con ocho economías avanzadas de dimensión similar a la catalana, la estructura de empleo del sistema productivo catalán en cuanto a puestos de trabajo presenta un menor peso del nivel alto, del 23% en Cataluña y 30% en los países pequeños europeos, y de los técnicos intermedios, 10% en Cataluña y 17% en los países de dimensión similar europeos, mayoritariamente ligados a la formación profesional, mientras que los empleos de nivel bajo y los medios menos técnicos tienen una importancia mayor.

Estas diferencias son aún mayores cuando la comparación se hace con una economía tan destacada como la alemana.

En cuanto a la formación de la población activa, Cataluña presenta una mayor proporción de personas con nivel bajo, con un 43% en Cataluña frente a un 18% en los países pequeños europeos.

En el nivel formativo medio, donde se encuadra la FP, Cataluña registra el porcentaje más bajo, con un 20%, frente a un 44% en los países europeos de dimensión similar.

En cuanto a la FP, parece que su atractivo ha mejorado en los últimos años, en particular la de grado superior. Sin embargo, el flujo será probablemente insuficiente para cubrir las demandas del sistema productivo, sobre todo teniendo en cuenta que una proporción notable de los titulados en formación profesional opta por ir a la universidad en vez de integrarse en el mercado de trabajo.

RRHHpress.com

 

SPEC

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.