Imagen de la noticia

Redacción. La industria española de alimentación y bebidas mejoró su capacidad empleadora en 2018 por quinto año consecutivo, al registrar un aumento del 2,9 % en el número de afiliados a la Seguridad Social.

Así lo pone de relieve el Informe Económico Anual correspondiente al pasado ejercicio, que la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) ha presentado recientemente.

Este positivo comportamiento de la afiliación a la Seguridad Social sitúa al sector como proveedor del 21 % del empleo de la industria manufacturera, con 426.300 afiliados en 2018.

Con una tasa de crecimiento de afiliados del 2,9 % con respecto al año anterior, el sector se sitúa por encima de la media de la industria manufacturera (2,7 %) y de la totalidad de la industria (2,6 %), evidenciando su papel estratégico para el conjunto económico y social de España.

Importancia del empleo femenino

FIAB ha destacado el importante ascenso del empleo femenino, donde el porcentaje de empleadas en la industria de alimentos y bebidas asciende al 37,2 % y al 28,5 %, respectivamente.

Además, este colectivo amplía su visibilidad sobre todo en el área de innovación, donde cerca del 46 % del empleo generado en I+D es ocupado por mujeres.

Producción

Por otra parte, la producción sectorial alcanzó un valor de 116.890 millones de euros al cierre de 2018. También es el quinto año consecutivo en que el sector registra un crecimiento positivo en su producción real, acercándose a la barrera de los 120.000 millones de euros.

La actividad de esta industria supone el 3 % del producto interior bruto nacional y representa el 16 % del conjunto de la industria español

Un 8 % más de empresas

La industria de alimentación y bebidas mejoró el año pasado su dimensión, tras registrar un aumento del 8 % en el número de empresas, 2.324 más, el mejor dato de los últimos diez años.

La suma de estas 2.324 nuevas incorporaciones ha permitido consolidar un tejido empresarial más robusto, que ya cuenta con un total de 31.324 empresas.

Este aumento del número de operadores también se ha reflejado en el progreso de la dinamización del sector, que ha mejorado su estructura empresarial con respecto a 2017, al verse incrementado hasta en un 14 % el número de grandes empresas con más de 500 asalariados.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.