Imagen de la noticia

Redacción. Las personas con discapacidad deberán enfrentarse a mayores dificultades para obtener los beneficios de las principales tendencias que configuran el nuevo mundo del trabajo.

Así lo pone de relieve el informe Making the future of work inclusive of people with disabilities (Hacer que el futuro del trabajo sea inclusivo para las personas con discapacidad), realizado de manera conjunta por la Red global de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre empresas y discapacidad , la Fundación ONCE y KPMG España, en el marco de la iniciativa europea Disability Hub Europe.

Se estima que en el mundo hay mil millones de personas con discapacidad, las cuales ya se enfrentan a dificultades que obstaculizan su participación en el mundo del trabajo y las expone a un riesgo mayor de pobreza y exclusión social.

En ocho regiones geográficas, el 36 % de las personas con discapacidad en edad de trabajar están empleadas, frente al 60 % de la población en general.

Como consumidores, las personas con discapacidad generan más de 1,2 billones (miles de millones) de dólares anuales de la renta disponible, y, a medida que las sociedades envejecen, se prevé que este mercado de bienes y servicios aumente, afirma el estudio.

El informe destaca que nuevas megatendencias están reconfigurando el mundo del empleo y tienen el potencial de mejorar la vida y el trabajo, aunque vienen acompañadas de enormes desafíos.

Estas tendencias están relacionadas con las tecnologías, las competencias, el cambio cultural, demográfico y climático. Si los grupos desfavorecidos, incluidas las personas con discapacidad, han de beneficiarse de estas transformaciones, es necesario, según el informe, establecer una nueva hoja de ruta.

“Las consecuencias -de estas tendencias- son poco claras, pero el aumento de las desigualdades y los efectos sobre los sectores desfavorecidos de la sociedad, como las personas con discapacidad, son una fuente de preocupación… y un creciente riesgo estratégico”, advierte el informe.

Cinco objetivos para la inclusión de la discapacidad en el futuro del trabajo

Los autores del análisis han identificado cinco objetivos fundamentales para la inclusión de las personas con discapacidad en el futuro mercado de trabajo.

  • Las nuevas formas y relaciones laborales deben incorporar la inclusión de la discapacidad
  • El desarrollo de las competencias y el aprendizaje continuo deben ser inclusivos
  • Las nuevas infraestructuras, productos y servicios deben seguir los principios de diseño universal (deben ser accesibles, comprendidos y utilizados por todos).
  • Las tecnologías de asistencia deben estar disponibles y ser asequibles
  • Son necesarias más medidas para incluir a las personas con discapacidad en las áreas en desarrollo y crecimiento de la economía

Además, los sistemas de protección social son un complemento importante para alcanzar un futuro del trabajo inclusivo para las personas con discapacidad.

“No son suficientes las empresas que incluyen la discapacidad en sus iniciativas de diversidad e inclusión, aunque sus beneficios sean reconocidos cada vez más”, afirma Shauna Olney, jefa del servicio de género, igualdad y diversidad de la OIT.

Sabemos que, en la actualidad, las personas con discapacidad tienen mayores probabilidades de ocupar empleos vulnerables y devengar salarios más bajos. Si queremos alcanzar el objetivo de un futuro del trabajo que incluya a todas las personas, es necesario adoptar con urgencia los principios descritos en esta hoja de ruta”, añade Olney.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.