Siete de cada diez empresas en España creen necesaria una reforma fiscal que reduzca el coste de contratación

Redacción. El 83 % de las empresas en España considera necesaria una reforma de la fiscalidad empresarial, y el 74,4 % cree que debería orientarse hacia la reducción de los costes de contratación.

Así lo pone de relieve el Observatorio de la Competitividad Empresarial de la Cámara de Comercio de España, en el que se analizan diversos aspectos de la fiscalidad empresarial.

Además de la señalada reducción de los costes de contratación, las compañías indican otras prioridades para una futura reforma fiscal: conseguir una mayor progresividad (58 %), combatir el fraude fiscal (46,7 %), simplificar el procedimiento tributario (36,4 %) e incentivar conductas sostenibles (19,0 %).

Según la Cámara de Comercio de España, estos resultados están en sintonía con la consideración por parte de las empresas de las cotizaciones sociales como la figura tributaria con mayor impacto en sus costes (83,6 %), seguida del IVA (58,7 %) y del Impuesto de Sociedades (41,8 %).

Consecuencias de la presión fiscal

Por otra parte, el 75 % de las compañías considera que la presión fiscal que soportan es superior ahora que hace cinco años, una opinión común en todos los sectores de actividad y para todos tamaño de la empresa.

Respecto a las consecuencias que tendría un incremento de la presión fiscal empresarial, la variable más afectada sería el empleo, seguida de los márgenes empresariales y la inversión.

Para el 85 % de las empresas, el impacto sobre el empleo sería negativo o muy negativo.

Por el contrario, más del 50 % de las empresas cree que un incremento de la presión fiscal no tendrá repercusión en los precios, o, de tenerla, sería poco relevante.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.