La Comunidad de Madrid incrementa la integración y accesibilidad del servicio público de empleo

Redacción. La Comunidad de Madrid ha incrementado la integración y la accesibilidad en su servicio público de empleo con programas piloto para la capacitación de personas con discapacidad intelectual y la instalación de bucles magnéticos en sus oficinas dirigidos a los usuarios con discapacidad auditiva.

Uno de los programas forma a aquellos usuarios con discapacidad intelectual inscritos en las oficinas de empleo de la Comunidad de Madrid, aportándoles conocimientos en temas relacionados con la accesibilidad cognitiva en todos los ámbitos y su evaluación.

La accesibilidad cognitiva consiste en que se entiendan de una manera fácil y sencilla los diferentes entornos, edificios, procesos, servicios, herramientas y dispositivos que pueden ser utilizados por cualquier persona, a través de señalizaciones claras en edificios o textos de lectura fácil en páginas web, por ejemplo.

La capacitación, en la que participaron 15 personas, se desarrolló en el Centro de Orientación al Empleo de la oficina de empleo de Moratalaz (Madrid) entre el 8 de septiembre y el 22 de diciembre. Se impartieron 80 horas teórico-prácticas, divididas en ocho módulos, y 60 horas de prácticas consistentes en evaluaciones de edificios en diferentes oficinas de empleo.

Con esta iniciativa, la Comunidad de Madrid persigue aumentar la inclusión de estos usuarios, entrenando en ellos competencias que supongan un incremento de su empleabilidad al tiempo que se mejora la accesibilidad cognitiva de la Red.

Bucles magnéticos

El segundo programa consiste en la instalación de bucles magnéticos, sistemas que transforman la señal de audio en un campo magnético que luego captan los audífonos dotados de posición T y permite transformar ese campo en sonido dentro del oído del usuario, que lo percibe así sin reverberaciones ni ruido ambiente.

El resultado es un sonido limpio, con el volumen adecuado y perfectamente inteligible. De esta forma, se potencia la atención a los ciudadanos con discapacidad auditiva.

En la actualidad, cuentan con un bucle magnético fijo las oficinas de empleo de Alcobendas, Azca y Vallecas-Santa Eugenia, que dispone, además, de un bucle portátil. También hay bucles fijos en las aulas de las oficinas de empleo de Valdemoro, Pinto, Usera y Alcalá.

Una vez finalizados estos proyectos piloto, la Comunidad de Madrid evaluará su posible continuación y extensión, en el caso de los bucles, al resto de la red de oficinas de empleo de la región.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.