Imagen de la noticia

Redacción. La Unión Europea contaba en 2018 con un 40,7 % de población joven con estudios superiores, según datos del estudio ‘Tertiary educational attainment by sex, age group 30-34’, de Eurostat, puestos de manifiesto por el Instituto de Estudios Económicos (IEE).

El IEE destaca que a la educación terciaria le corresponde un importante papel en la sociedad y en la economía, ya que un elevado nivel educativo permite fomentar la innovación y aumentar el desarrollo y el crecimiento económico.

Por ello la Unión Europea fijó unos objetivos educativos a lograr en el año 2020, siendo uno de ellos que al menos un 40 % de la población de entre 30 y 34 años tuviese una formación equivalente a la educación terciaria. Ese objetivo fue superado el año pasado en un 0,7 %.

Los dos países más avanzados, ambos por encima del 57 %, son Lituania y Chipre, seguidos a escasa distancia por Irlanda y Luxemburgo. Suecia registra un 52 %, al tiempo que Países Bajos, Dinamarca y Reino Unido se sitúan en torno al 49 %. Francia alcanza un 46,2 %, Grecia un 44,3 % y Finlandia un 44,2 %.

En España la población joven con educación terciaria sigue aumentando año tras año. En 2018 se situó en el 42,4 % y, todo parece indicar que podrá alcanzar el 44 % en 2020, que es el objetivo fijado para nuestro país por la Unión Europea.

Por debajo del promedio están, entre otros, Alemania, Portugal e Italia. Junto a ellos figuran seis países de reciente adhesión, cerrando la clasificación Rumanía, con un 24,6 %.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.