Anna TerronRRHH Press. La secretaria de Estado de Inmigración y Emigración, Anna Terrón, ha inaugurado hoy el curso "Cambio de ciclo migratorio: políticas para la gobernanza de la inmigración en la segunda década del nuevo siglo", enmarcado en los cursos de verano de la Universidad Complutense de Madrid, en El Escorial.

Durante su intervención, Anna Terrón avanzó las claves sobre las que se está trabajando en el Reglamento de la Ley de Extranjería. "Hay tres cosas principales que puedo avanzarles". La primera "incluirá la prevención de la irregularidad sobrevenida. Este Gobierno ha luchado siempre contra la irregularidad -afirmó Anna Terrón- porque la misma supone la máxima expresión de vulnerabilidad y desprotección", y añadió que "el reto hoy es garantizar que los extranjeros que están en la regularidad no salgan de ella por problemas de gestión burocrática. Por ello, vamos a examinar las opciones para avanzar en un marco de garantías procedimentales simple, pero eficiente".

El segundo aspecto en el que se está trabajando, explicó la secretaria de Estado, es la inclusión de mecanismos para fomentar y garantizar la movilidad. "Debemos fortalecer mecanismos que den impulso a las políticas de retorno voluntario para adaptarlas a las nuevas necesidades de la realidad migratoria y para dar respuesta a las aspiraciones individuales y colectivas de los inmigrantes", dijo Anna Terrón.

Y por último, añadió que se está incidiendo en la simplificación de los trámites burocráticos. "Debemos normalizar la extranjería facilitando que los trámites y procedimientos de residencia y trabajo sean lo menos engorrosos posibles", indicó.

Ciudadanía e Integración

Durante su intervención Anna Terrón también habló del otro de "los grandes instrumentos a los que a corto plazo hay que dar continuidad" para "afrontar el nuevo contexto migratorio en el que nos encontramos: la formulación del II Plan Estratégico de Ciudadanía e Integración", que entrará en vigor el próximo año.

Y es que "es evidente que supone una novedad que la atención inmediata y mediática de la inmigración en España no se encuentre en las entradas, sino en la convivencia", motivado por la reducción de flujos que se ha producido y porque "ya somos una sociedad diversa".

"Las políticas de integración eran un erial que ha sido abonado y cuidadosamente trabajado en estos últimos seis años. Ahora en época de crisis, vamos a tener que recoger los frutos de lo que hemos sembrado: la tenacidad de los actores sociales en su lucha diaria contra la discriminación, a favor de la igualdad y de la normalidad es una de las máximas garantías de este proceso", explicó.

Asimismo, recordó la IV Conferencia Interministerial de Integración que reunió el pasado mes de abril en Zaragoza a los ministros de la Unión Europea responsables de integración y que dio como fruto la conocida como Declaración de Zaragoza, en donde, entre otros aspectos se recoge la utilidad de poder establecer mecanismos de evaluación de las políticas de integración. "Para nosotros y para el resto de socios de la UE, garantizar la integración y la convivencia es nuestro gran reto".

Anna Terrón concluyó su intervención señalando que "hemos superado con éxito una primera fase de entrada considerable de personas de otros países: ahora, debemos superar con el mismo éxito la convivencia en nuestra sociedad plural".

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.