Imagen de la noticia

Redacción. El 40 % de las mujeres que sufren acoso sexual en el trabajo en España no toman ninguna medida, según pone de relieve la Guía del Mercado Laboral 2019 de Hays.

Esta consultora destaca que son muchas las empresas en nuestro país que aún no tienen un protocolo interno frente al acoso sexual y discriminación por razón de género. En este sentido, según datos de Inspección de Trabajo, solo una de cada diez empresas cuenta con ese protocolo.

La inexistencia en las empresas de un procedimiento para actuar frente al acoso sexual en el trabajo provoca que la mayor parte de los casos denunciados en las propias compañías queden sin castigar: un 57 %, según Hays.

Para Fernando Calvo, people and culture director de Hays, "las empresas tardan en aplicar los protocolos porque las denuncias de abuso no suponen un problema a corto plazo para la cuenta de resultados".

No obstante, Calvo añade que "las compañías están mejorando a lo largo de los años. No es común que un directivo utilice chistes o expresiones machistas".

Hays recuerda que, según la Ley Orgánica de Igualdad 3/2007, se considera acoso sexual "cualquier comportamiento, verbal o físico, de naturaleza sexual que tenga el propósito o produzca el efecto de atentar contra la dignidad de una persona, en particular cuando se crea un entorno intimidatorio, degradante u ofensivo".

Protocolo interno

Esta misma ley también obliga a las empresas a crear medidas para resolver casos de acoso sexual. En concreto, insta a las empresas a promover condiciones de trabajo que eviten el acoso sexual y el acoso por razón de sexo. Arbitrar procedimientos específicos para su prevención y para dar cauce a las denuncias o reclamaciones que puedan formular quienes hayan sido objeto del mismo son algunas de las medidas que se deben establecer en las empresas españolas.

Además, la elaboración y difusión de códigos de buenas prácticas, la realización de campañas informativas o acciones de formación también forman parte de las obligaciones que establece la Ley de Igualdad de 2007. Las sanciones a las empresas incumplir dicha normativa oscilan entre los 6.000 y 187.500 euros.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.