Las vanguardistas startups Web3 están ancladas en el pasado en diversidad de género

Redacción. Solo el 13 % de los equipos fundadores de compañías Web3 incluye a una mujer, y solo el 3 % tiene un equipo formado exclusivamente por mujeres.

Así lo pone de relieve el estudio Web3 ya tiene un problema de diversidad de género (Web3 already has a gender diversity problem) elaborado por BCG X, unidad de diseño y desarrollo tecnológico de la consultora estratégica Boston Consulting Group (BCG), y People of Crypto Lab, estudio creativo y de innovación para impulsar la diversidad, la equidad y la inclusión en el ecosistema Web3.

Según se desprende del informe, para el que se ha analizado la diversidad de género de fundadores e inversores de casi 2.800 empresas dedicadas a Web3 incluidas en una base de datos de Crunchbase, estas entidades están a la vanguardia del futuro del mundo digital, pero, sin embargo, hay un aspecto en el que siguen ancladas en el pasado: las mujeres están muy poco representadas entre sus fundadores e inversores.

Además, esta infrarrepresentación es, incluso, mayor que en las propias carreras de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas, (STEM) y en el sector tecnológico en general.

El estudio también señala que, para la financiación de las empresas Web3, la división es aún mayor. Los equipos fundadores formados exclusivamente por hombres recaudan casi cuatro veces más, por término medio, que los formados exclusivamente por mujeres: casi 30 millones de euros frente a unos 8 millones. Y entre las empresas Web3 que han recaudado más de 100 millones de euros, el porcentaje de equipos fundadores formados exclusivamente por mujeres es cero.

Así mismo, la disparidad de género también se extiende a toda la plantilla de estas empresas Web3. En concreto, aunque el porcentaje de mujeres es mayor que cuando se trata de los fundadores, alcanzando aproximadamente el 27 %, estas se agrupan en funciones no técnicas, como RRHH y marketing.

Para los responsables del informe, resulta alarmante que esta brecha sea mayor que en el conjunto de la mano de obra en campos basados en STEM, en donde las mujeres representan el 33 % de la mano de obra, con un 25 % ocupando puestos técnicos.

"Las cifras son alarmantes. Se trata de una crisis de diversidad que se convierte en una de negocio, ya que se pierden oportunidades de apoyar y ampliar compañías que tendrían un mejor enfoque para obtener clientes femeninos. La brecha de género en Web3 es un problema aún mayor que el que conocemos desde hace tiempo en las empresas STEM en general. Además, con Web3 no hablamos solo de tecnología, sino de tecnología aplicada a todos los sectores y aspectos de la vida", afirma Jessica Apotheker, CMO de BCG y coautora del estudio.

"Las empresas de Web3 configurarán la forma en que las personas se representan a sí mismas online, realizan transacciones comerciales e interactúan entre sí. Estudios de BCG han demostrado que las empresas con un equipo directivo diverso son más innovadoras y rentables. En este sentido, las empresas de Web3 que no adopten y aprovechen la diversidad desde el principio renunciarán a una enorme oportunidad de negocio y monetización", añade Apotheker.

Por su parte, Amaryllis Liampoti, Managing Director & Partner BCG, explica que "desafortunadamente, muchos lideres e inversores aún ven la diversidad como una cuestión moral y no como una estrategia de negocio inteligente. Esto ha llevado a una falta de progreso en la inclusión femenina en Web 3 que es alarmante. Sin embargo, la evidencia es clara: los equipos diversos generan mejores resultados y rendimientos. Es hora de que nos demos cuenta de la gran oportunidad delante nuestro y nos comprometamos de manera firme".

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.