Imagen de la noticia

Redacción. Más de la mitad de los trabajadores (51%) sufren problemas de cervicales por no mantener de forma correcta la postura a la hora de trabajar frente a un ordenador.

Así lo pone de relieve un estudio llevado a cabo recientemente por la compañía Fellowes, en el que se destaca que a un 34 % de los profesionales se les tensa demasiado la zona de los hombros, y un 26 % tienen problemas reales de brazos y muñecas.

Pero, además, la vista también sale perjudicada en esta estadística, ya que un 21 % de los trabajadores padecen distintos problemas oculares por malas posturas y exceso de tiempo frente a la pantalla.

Ante este panorama, los especialistas en productos ergonómicos de Fellowes han ofrecido cinco consejos para trabajar con la postura correcta en la oficina:

Sentarse correctamente en el escritorio frente a la pantalla, con la espalda pegada al respaldo de la silla manteniéndola lo más recta posible. Si no tienes suficiente apoyo, utiliza un cojín o respaldo lumbar.

Mantener los antebrazos sobre el escritorio con los codos formando ángulo de 90º con el cuerpo y los hombros relajados. Así evitaremos problemas de dolores articulares en los brazos y la tensión en la zona del hombro. El reposamuñecas es un elemento que ayuda a descansar correctamente los brazos y permite mantener una postura adecuada.

Los pies deben estar bien apoyados en el suelo y las rodillas en línea con la cadera. Un reposapiés es una ayuda necesaria si se pasan muchas horas en la silla.

La pantalla del ordenador debe quedar ligeramente por debajo de la altura de los ojos, para cuidar la visión y gozar de una buena salud cervical. El uso de soportes para monitor y portátiles, además de los brazos para monitor que permiten ajustarlo en altura, es una de las mejores soluciones.

Levantarse de forma periódica para descansar o trabajar de pie. A tal efecto existen puestos de oficina llamados estaciones de trabajo o Sit-Stand que permiten elevar el escritorio para trabajar de pie alternando con la postura de estar sentados. Ello redunda en una mejora del retorno circulatorio, perjudicado por el sedentarismo.

RRHHpress banner728x110

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.