Imagen de la noticia

Redacción. Los cambios en las prácticas de trabajo, los cambios demográficos, tecnológicos y en el medio ambiente están generando nuevas preocupaciones sobre seguridad y salud en el trabajo (SST), según un nuevo informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Los crecientes desafíos incluyen los riesgos psicosociales, el estrés relacionado con el trabajo y las enfermedades no transmisibles, en particular enfermedades circulatorias y respiratorias, y el cáncer.

El informe, Seguridad y Salud en el centro del Futuro del Trabajo: Aprovechar 100 años de experiencia, que será publicado el 28 de abril, Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo, examina los 100 años de trabajo de la OIT dedicados a los temas de SST, y pone de manifiesto los problemas emergentes en materia de seguridad y salud en el mundo de trabajo.

Según este informe, cada año más de 374 millones de personas sufren lesiones o enfermedades a causa de accidentes relacionados con el trabajo. Se estima que la pérdida de días de trabajo debido a causas relacionadas con la SST representa casi el 4 % del PIB mundial, y en algunos países alcanza el 6 %.

“Así como observamos una mayor prevención para los riesgos reconocidos, también constatamos cambios profundos en nuestros lugares de trabajo y en la manera en que trabajamos. Necesitamos estructuras de seguridad y salud que reflejen estos cambios, junto a una cultura general de prevención que fomente una responsabilidad compartida”, declara Manal Azzi, especialista técnica de la OIT sobre seguridad y salud en el trabajo.

La mayor proporción, de lejos, de las muertes actuales relacionadas con el trabajo, un 86 %, son causadas por enfermedades. En el mundo, alrededor de 6.500 personas mueren cada día a causa de enfermedades relacionadas con el trabajo, en comparación con los 1.000 accidentes laborales mortales diarios.

Las principales causas de mortalidad son las enfermedades circulatorias (31 %), los cánceres relacionados con el trabajo (26 %) y las enfermedades respiratorias (17 %).

“Además del costo económico debemos reconocer el inconmensurable sufrimiento humano que causan estas enfermedades y accidentes. Estos son aún más trágicos porque, en gran medida, son prevenibles”, añade Azzi.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.