Imagen de la noticia

Redacción. Alerta Accidentes, iniciativa de la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo de la Junta de Andalucía que ofrece asesoramiento y apoyo técnico especializado en empresas que han registrado al menos dos accidentes laborales graves o un accidente mortal, se aplica actualmente en alrededor de 140 empresas de la comunidad autónoma.

El programa incluye también la supervisión de la planificación de las actividades preventivas que llevan a cabo estas empresas y un seguimiento de las acciones comprometidas para conseguir una reducción de su siniestralidad laboral.

El objetivo de este programa es evitar la reproducción de accidentes graves por no haberse realizado una investigación exhaustiva de los accidentes previos o por no haberse adoptado las correspondientes medidas de prevención.

Para ello, Alerta Accidentes cuenta con la colaboración y supervisión del personal técnico especializado de los Centros de Prevención de Riesgos Laborales del Gobierno de Andalucía, que asesora a las empresas tanto en los procesos de gestión de la prevención como acerca de las condiciones materiales de seguridad y salud en los centros de trabajo.

Hasta el momento, 38 empresas han concluido satisfactoriamente la implantación de las medidas contempladas en su programa de reducción de la siniestralidad, encontrándose actualmente en una etapa de valoración de resultados en términos de accidentabilidad.

La puesta en marcha de este programa se basa en la reiteración de accidentes graves y mortales registrados en determinadas empresas, en las que una efectiva implantación de medidas correctoras hubiese podido limitar las consecuencias de estos siniestros o, incluso ,evitarlos, tras una adecuada investigación de los accidentes ya registrados.

La participación en la iniciativa es voluntaria y progresivamente se irá incrementando el número de empresas participantes, ya que cada mes se determinan las que cumplen con los requisitos para ser incluidas en esta iniciativa, comenzando de manera gradual las actuaciones en sus centros de trabajo.

La intervención de los técnicos de la Administración comienza en un plazo máximo de seis meses desde que se produce el accidente y se extiende durante un período aproximado de un año.

En este proceso, los técnicos realizan tres visitas a las empresas con objeto de proporcionar de forma ágil un asesoramiento técnico especializado, detectar y corregir deficiencias en las medidas de prevención existentes, impidiendo así la reproducción de los accidentes registrados, y para impulsar un proceso de mejora continua en el sistema de prevención de dichas empresas.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.