Imagen de la noticia

Redacción. Unión de Mutuas, mutua colaboradora con la Seguridad Social, acaba de poner en marcha en su centro hospitalario de Castellón la Unidad de Medicina Hiperbárica, una terapia no invasiva, sin efectos secundarios, gracias a la cual los pacientes, ubicados en una cámara presurizada, reciben oxígeno en una concentración cercana al 100 % a una presión de 1,4 atmósferas.

El tratamiento consigue que el oxígeno se diluya en el plasma sanguíneo, lo que favorece el metabolismo celular y mejora la regeneración de todos los tejidos, logrando una importante cadena de beneficios en el cuerpo.

La terapia hiperbárica está indicada para cualquier traumatismo o lesión de origen óseo, ligamentoso o articular. El oxígeno ayuda a desinflamar las lesiones, reduce el dolor, aumenta la plasticidad y facilita el trabajo del fisioterapeuta durante la rehabilitación.

El elevado nivel de oxígeno en sangre -hiperoxia- previene las lesiones al reducirse la fatiga de los tejidos, favorece la recuperación y creación de nuevos capilares, favorece el éxito de la implantación de injertos, acelera el cierre y cicatrización de las heridas, disminuye las infecciones postquirúrgicas y aumenta la regeneración muscular y ósea.

Todo ello “proporciona una mejora de la calidad de vida del paciente, disminuye el tiempo de recuperación y asegura los efectos terapéuticos a un menor coste y sin riesgos”, señala la Dra. Feli Calduch, responsable de esta nueva unidad.

La Unidad de Medicina Hiperbárica se suma a las unidades médicas especializadas con las que Unión de Mutuas aborda la prevención, el tratamiento y la cura de las enfermedades más prevalentes en el mundo laboral, como son los problemas de columna, las lesiones en tendones y huesos y los problemas del sueño y cardiorrespiratorios.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.