Imagen de la noticia

Redacción. El Instituto Valenciano de Seguridad y Salud en el Trabajo (Invassat) ha realizado un informe con recomendaciones e indicaciones sobre los riesgos laborales derivados del uso del ordenador fuera del lugar habitual de trabajo.

Con este informe, dirigido al personal funcionario, se pretende dar respuesta a la situación de teletrabajo a la que la crisis sanitaria provocada por el covid-19 ha llevado a muchas personas, con el objetivo de que el "trabajo se adapte al trabajador o trabajadora y no al contrario".

El informe señala que los principales riesgos a los que están expuestos quienes trabajan con ordenadores de sobremesa son fatiga visual, trastornos musculoesqueléticos y fatiga mental.

Por otra parte, los factores de riesgo adicionales que origina la utilización de ordenadores portátiles respecto de la utilización de ordenadores convencionales son la improvisación del puesto de trabajo, que puede dificultar la adopción de posturas de trabajo cómodos o correctos, y el diseño integrado de la pantalla y el teclado del ordenador portátil, que no permite ajustar de manera conveniente y ergonómica la distancia del usuario entre el teclado y la pantalla.

El informe también destaca el tener que cargar y transportar el equipo de trabajo durante el desplazamiento entre diferentes centros de trabajo, lo que incide en una sobrecarga muscular localizada.

Cómo evitar los riesgos

Según el Invassat, los riesgos pueden evitarse mediante un buen diseño del espacio de trabajo, una correcta organización del mismo, una vigilancia de la salud y una formación e información adecuadas del personal empleado público.

Así, respecto al diseño del espacio del trabajo, el informe señala que las dimensiones de la mesa tienen que ser suficientes para poder colocar la pantalla, el teclado, el ratón, los documentos y el resto de elementos y materiales de apoyo. La distancia entre la pantalla y los ojos no tiene que ser inferior a 40 cm ni superior a 90 centímetros

En cuanto a la silla, tiene que ser regulable en altura e inclinación. El borde del asiento tiene que ser redondeado y el respaldo con una suave prominencia que permita el apoyo lumbar. El tejido tiene que ser de telas transpirables.

La silla tiene que disponer de cinco apoyos con ruedas. En el supuesto de que no se pueda regular la altura de la mesa y no se descansan firmemente los pies en tierra, o que se note presión del borde delantero del asiento sobre los muslos, se tendrá que hacer uso de un reposapiés.

Entorno de trabajo

Uno de los elementos principales a la hora de trabajar es la iluminación y el ruido. El Invassat recomienda 500 lux para trabajos de oficinas

Se recomienda mantener un nivel sonoro continuo equivalente de 55 dB en tareas complejas o con un alto nivel de concentración. En cuanto a la temperatura, el informe señala que la temperatura idónea en verano (época de aire acondicionado) está entre 23 °C y 26 °C. En invierno (época de calefacción) entre 20 °C y 24 °C. Se recomienda optar por la ventilación natural, abriendo las ventanas de las habitaciones de manera frecuente.

El Invassat también ha realizado recomendaciones con respecto a la gestión del tiempo. En este sentido, recomienda realizar ejercicios de manera periódica o no trabajar delante de un ordenador portátil más de dos horas seguidas.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.