La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, con representantes del Gobierno regional, CEIM, CCOO y UGT, durante la presentación del Plan Director de Prevención de Riesgos Laborales

Redacción. El Gobierno de la Comunidad de Madrid ha presentado hoy el nuevo Plan Director de Prevención de Riesgos Laborales, el sexto con el que contará la región y que incluye las novedades que ha introducido la crisis sanitaria del covid-19 en materia de prevención y seguridad de trabajadores y empresarios.

Para la elaboración de este nuevo plan, presentado por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en un acto conjunto con los agentes sociales, se ha tenido en cuenta los riesgos psicosociales de esta pandemia, el envejecimiento de la población y la situación derivada de una región cada vez más digital, y se ha considerado por primera vez el tamaño de las empresas.

El documento se articula a través de tres ejes de actuación que dan cobertura, entre otros ámbitos, a la nueva cultura de la prevención y su integración en la empresa, los riesgos laborales derivados de las nuevas formas de trabajo y el incremento de la protección de los colectivos más sensibles.

Como novedad, incluye actuaciones específicas ante los riesgos emergentes derivados de la evolución demográfica, la tecnología y las nuevas formas de organización del trabajo, como el teletrabajo. También se contemplan los riesgos laborales en el entorno del empleo verde y la transición justa, teniendo en cuenta la diversidad y la perspectiva de género.

Así mismo, las enfermedades profesionales se mantienen también en un primer plano, así como otros daños que han visto incrementada su incidencia, como es el caso de los causados por trastornos musculoesqueléticos (TME), entre otros.

Por otro lado, el plan plantea nuevos desafíos originados por la pandemia, y trata de colaborar con las medidas de salud pública en las diferentes fases de la reactivación económica.

El presupuesto total para el VI Plan Director de Riesgos Laborales asciende a 55,8 millones de euros, que cubrirán el período de vigencia comprendido entre 2021 y 2024.

De ese presupuesto, 23,6 millones se destinarán a actuaciones de información, formación y asesoramiento en materia preventiva con medios propios, 22,9 millones a actuaciones de colaboración con otras administraciones, con agentes sociales y otras entidades para la divulgación e información, y 9,3 millones a actuaciones e incentivos dirigidos a reducir la siniestralidad laboral y promover el incremento de los niveles de seguridad y salud en las empresas.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.