Limpieza de oficinas y entornos laborales, una inversión en salud y productividad

La limpieza es fundamental en cualquier lugar, tanto en el hogar como en todo tipo de empresas, ya que solo con una buena limpieza conseguiremos cuidar la salud de los empleados, tanto física como mental.

También servirá para conseguir que el espacio esté debidamente organizado y ordenado, siendo fundamental para causar buena imagen de cara a nuevos clientes o socios.

¿Por qué es tan importante la limpieza de oficinas y centros de negocios ?

Mejora el rendimiento de los empleados

¿Sabías que una mala limpieza y organización podría afectar negativamente hasta en un 50 % en el rendimiento y la productividad de los empleados?

Sin embargo, mantener un ambiente limpio y ordenado potencia el confort de los trabajadores, logrando que se mejore su eficiencia y, por ende, la productividad global de la organización.

Es muy importante que el empleado pueda estar focalizado en el trabajo para el que se le ha contratado y pueda eliminar las distracciones. Es decir, no puede estar pensando en limpiar su zona de trabajo porque no se ha limpiado de forma correcta.

Acaba con las distracciones

Si todo se encuentra desorganizado será muy complicado encontrar algo en concreto. Esta búsqueda, que debería durar tan solo algunos segundos, podría extenderse hasta minutos, e incluso más.

Una buena organización permite reducir el tiempo que se tarda en encontrar cualquier objeto. Esto está conectado directamente con el punto anterior: como no pierden tanto tiempo podrán volver a su trabajo cuanto antes, evitando así las distracciones.

Se evitan enfermedades y accidentes

Otro dato de interés que prueba la importancia de la limpieza de oficinas lo aporta la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo (EU- OSHA). Según esta organización, la mayoría de los accidentes que se producen en el entorno de trabajo están provocados por tropiezos, resbalones y caídas.

Estos factores suelen estar debidos a una mala organización: si todo está mejor ordenado, se reducen las probabilidades de que se produzcan accidentes laborales.

De igual manera, en las oficinas se concentran muchas personas y se van acumulando todo tipo de virus y bacterias. Será necesario contar con una buena empresa de limpieza de oficinas que se encargue de limpiar y desinfectar, para evitar la propagación de dichos elementos infecciosos.

Mejora la imagen corporativa

La empresa nunca se puede olvidar de la primera impresión que causa el negocio a nuevos clientes o socios. Digamos que es su escaparate, una especie de carta de presentación real que puede suponer la diferencia entre que confíe en nuestro producto/servicio o bien se decante por una opción de la competencia.

Si el espacio que visita el cliente se encuentra en malas condiciones, desordenado o sucio, entenderá que la empresa es poco profesional y raramente querrá hacer tratos con la misma. Los visitantes se llevarán una mala impresión y no estarán interesados por el negocio, perdiéndose contratos de gran importancia.

Ahorro económico

Además de lo señalado en los apartados anteriores, el hecho de no limpiar bien y/o con una cierta periodicidad puede causar averías y daños en todo tipo de máquinas o dispositivos electrónicos, lo que implicará que la empresa gaste dinero en su reparación, lo que podría ser bastante gravoso.

A estos gastos también habría que sumar aquellos relacionados con el absentismo laboral de los empleados. En caso de que enfermen por la suciedad acumulada o por averías o mal funcionamiento de las máquinas por el mismo motivo, ello supondrá un importante gasto para la empresa.

¿Merece la pena contratar a una empresa de limpieza de oficinas?

Aunque, a priori, la contratación de una empresa especializada en servicios de limpieza de entornos laborales supone un cierto desembolso económico, merece mucho la pena.

Una empresa especializada contará con la tecnología y las herramientas necesarias, y conocerá el protocolo para conseguir una buena limpieza en desinfección.

Por ello, ese desembolso económico no será un gasto, sino una inversión que podrá a ser amortizada desde el primer momento, tanto en seguridad y salud como en productividad.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.