Imagen de la noticia

Redacción. España sigue estando lejos de ser un país en el que se facilite la puesta en marcha de empresas.

Así lo pone de relieve el Instituto de Estudios Económicos (IEE) tomando como referencia el informe Doing Business 2019 del Banco Mundial, según el cual, el número de trámites a realizar y el tiempo necesario para llevarlos a cabo colocan a España en una situación de desventaja comparativa.

En el ranking del Banco Mundial se observa que la creación de una empresa resulta fácil y rápida, sobre todo, en Nueva Zelanda, Georgia, Singapur, Canadá y Hong Kong.

En Nueva Zelanda se puede abrir un negocio en medio día, mientras que en Singapur, Hong Kong y Canadá se tarda un día y medio.

El país mejor situado entre los miembros de la Unión Europea es Irlanda, que ocupa el décimo puesto en la clasificación de 190 economías. Entre los veinte mejores están Estonia (15), Suecia (18) y el Reino Unido (19).

A continuación figuran Países Bajos (23), Letonia (24) y Francia (30). Dinamarca ya baja al puesto 42 y Finlandia al 43, mientras que Portugal se sitúa en el puesto 57 e Italia en el 67.

España se sitúa en el puesto 86 de un total de 190 economías. En nuestro país hay que realizar siete trámites y esperar 12,5 días hasta poder abrir un negocio. Pese a este mal dato, todavía más economías en la UE que están en peor lugar. Entre ellas figuran Alemania y Austria, además de siete estados miembros de reciente adhesión. El último lugar de la UE le corresponde a Eslovaquia en el puesto 127.

Clasificación de países en función de su facilidad para abrir un negocio

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.