Imagen de la noticia

Redacción. CaixaBank se ha reunido esta semana con los representantes de los trabajadores para la negociación de un plan de reestructuración que supondrá, según estimaciones de la entidad, un excedente laboral de 2.157 trabajadores.

Con este plan el banco pretende seguir transformando su red de distribución, reforzar su cercanía al cliente y mejorar la experiencia de este a través de todos los canales.

CaixaBank ha propuesto extender su modelo de oficina Store en áreas urbanas y ampliar el cupo de sucursales hasta las 700 oficinas de este tipo, así como consolidar y potenciar el modelo AgroBank en el ámbito rural, en poblaciones con menos de 10.000 habitantes, donde la entidad cuenta con más de 1.000 sucursales, de forma que se garantice la sostenibilidad de este modelo de inclusión financiera.

Así mismo, la entidad bancaria pretende intensificar la oferta de atención remota vía gestor personal a través del servicio inTouch, incrementando su equipo en 1.100 profesionales, de los actuales 900 a 2.000.

RRHHpress banner728x110

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.