Imagen de la noticia

Redacción. Aenor verificará las buenas prácticas de humanización de las unidades de cuidados intensivos (UCI) en España, en virtud de un convenio firmado por la entidad de certificación y Proyecto HU-CI.

El objetivo de Proyecto HU-CI es cambiar el modelo de gestión en la atención y humanizar los cuidados intensivos para los pacientes, las familias y los profesionales.

Para obtener esta certificación, las UCI deberán superar con éxito las auditorías externas de Aenor conforme al manual de buenas prácticas de Proyecto HU-CI, que consta de 159 medidas concretas.

Entre otros requisitos, las UCI deberán mantener una política de puertas abiertas (presencia y participación de los familiares en los cuidados, permitiendo el contacto con los pacientes y dando soporte a las posibles necesidades emocionales y psicológicas de todos ellos), mejorar la comunicación con el paciente, los familiares y entre los profesionales sanitarios y velar por el bienestar del paciente, tanto físico como psicológico, impulsando su autonomía y descanso nocturno.

Así mismo, las UCI deberán cuidar a los trabajadores de estas unidades a través de la sensibilización sobre el síndrome de desgaste profesional y otros factores asociados, así como con la promoción de su bienestar.

También tendrán que detectar, prevenir y elaborar planes integrales para el síndrome post cuidados intensivo y mejorar la atención al final de la vida mediante el cumplimiento de protocolos en esta etapa.

Las UCI deberán contar, además, con una infraestructura humanizada, garantizando aspectos como la privacidad, orientación o confort del paciente, los familiares y los profesionales. Se fomentará el entretenimiento y la distracción del paciente permitiendo el uso de nuevas tecnologías, y se habilitarán espacios en jardines o patios, garantizando la señalización y accesibilidad.

Las UCI que cumplan estas buenas prácticas y superen la verificación externa de Aenor obtendrán este reconocimiento. Más de 200 UCI de hospitales, tanto de España como de otros países del mundo, han realizado la autoevaluación del cumplimiento de las buenas prácticas, como paso inicial en el proceso de certificación.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.