Imagen de la noticia

Redacción. Nestlé invertirá hasta 1.800 millones de euros -2.000 millones de francos suizos (CHF)- para liderar el cambio de plásticos vírgenes a plásticos reciclados aptos para alimentos y acelerar el desarrollo de soluciones innovadoras de envasado sostenible.

Partiendo del compromiso anunciado en 2018 de que el 100 % de sus envases sean reciclables o reutilizables para 2025, Nestlé reducirá el uso de plásticos vírgenes en un tercio en el mismo período, mientras trabaja con otros agentes para avanzar en economía circular y en su esfuerzo por mantener limpios de plástico los océanos, lagos y ríos.

El packaging juega un papel importante para garantizar la calidad y seguridad de los alimentos. La mayoría de los plásticos reciclados tienen dificultad para ser reutilizados como envases alimentarios, por lo que la cantidad disponible de plástico reciclado para uso alimentario es limitada.

Para crear un mercado de plástico reciclado apto para alimentación, Nestlé se compromete a obtener hasta 2 millones de toneladas métricas de plásticos reciclados para alimentos y asignar más de 1.350 millones de euros -1.500 millones de francos suizos- para pagar una prima por estos materiales desde ahora hasta 2025. La compañía identificará eficiencias operativas para compensar esta iniciativa y que no tenga impacto en su cuenta de resultados.

Por último, Nestlé lanzará un fondo de capital riesgo de 225 millones de euros -250 millones de francos suizos- para invertir en startups que se centren en la búsqueda de soluciones de envases sostenibles.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.