Imagen de la noticia

Redacción. Amazon ha anunciado hoy la creación de una nueva unidad contra los delitos de falsificación (Counterfeit Crimes Unit), dedicada a llevar ante la justicia a los infractores que violan la ley y las políticas de Amazon al intentar vender productos falsificados en su tienda.

El primer objetivo de Amazon es evitar que una falsificación aparezca en su tienda, y los numerosos programas frente a las falsificaciones que ha puesto en marcha han garantizado que el 99,9 % de todos los productos vistos por los clientes no hayan tenido ni una denuncia válida por falsificación.

La unidad contra los delitos de falsificación de Amazon es un equipo internacional y multidisciplinar formado por antiguos fiscales federales de Estados Unidos, investigadores experimentados y analistas de datos, y contribuirá al extenso trabajo de Amazon para reducir las falsificaciones a cero.

Investigará los casos en los que un colaborador comercial haya intentado sobrepasar los sistemas de Amazon y haya incluido en su catálogo una falsificación, violando las políticas de Amazon.

La unidad extraerá los datos de Amazon, seleccionará información de recursos externos, como proveedores de servicios de pago e inteligencia de código abierto, y aprovechará la información real para cotejar los datos de distintas fuentes.

La unidad permitirá a Amazon ser más eficaz en las demandas civiles contra posibles infractores, trabajar con las marcas en investigaciones conjuntas o independientes y ayudar a los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley en todo el mundo, en las acciones penales contra los falsificadores.

"Todos los falsificadores están advertidos de que se les exigirán las mayores responsabilidades que permita la ley, independientemente de dónde intenten vender sus falsificaciones o de dónde se encuentren", explica Dharmesh Mehta, vicepresidente de Customer Trust and Partner Support de Amazon.

"Estamos trabajando duro para desarticular y desmantelar estas redes criminales, y aplaudimos a las autoridades encargadas de hacer cumplir la ley que ya forman parte de esta lucha. Instamos a los gobiernos a que proporcionen a estas autoridades las herramientas de investigación, la financiación y los recursos que necesitan para llevar a los falsificadores ante la justicia. La aplicación de la ley, mediante el enjuiciamiento y otras medidas de interrupción de actividad como el embargo de fondos es una de las formas más eficaces de acabar con ellos", añade Mehta.

La nueva unidad se asienta sobre el historial de colaboración ya consolidado entre Amazon, las marcas y las fuerzas del orden para hacer que los falsificadores rindan cuentas mediante sanciones económicas y litigios tanto civiles como penales.

Amazon colabora activamente con autoridades como el Centro Nacional de Derechos de Propiedad Intelectual (EEUU), Europol (UE) y las autoridades jurídicas pertinentes en China y en todo el mundo.

En mayo, Amazon identificó a falsificadores con sede en Alemania, Canadá, China, Corea, España, Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos, India, Italia, Japón, República Dominicana y Reino Unido, y remitió a cada uno de ellos a las autoridades nacionales competentes.

Amazon invirtió en 2019 más de 500 millones de dólares y empleó a más 8.000 trabajadores en la lucha contra el fraude, incluidas las falsificaciones.

Gracias a ello se han bloqueado más de 6.000 millones de listas de productos presuntamente delictivos en 2019 y han bloqueado más de 2,5 millones de cuentas de presuntos infractores antes de que pudieran poner un solo producto a la venta.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.