Imagen de la noticia

Redacción. Leroy Merlin ha creado un equipo de 100 personas especializado en la venta a distancia para continuar flexibilizando las opciones de compra a disposición de los clientes.

Tras el éxito obtenido por la venta telefónica, la cual ha facturado 70 millones de euros hasta la fecha, Leroy Merlin ha decidido consolidarla creando el equipo de Venta a Distancia que reforzará el asesoramiento a clientes particulares y profesionales.

La compañía habilitó esta modalidad de servicio en marzo para atender las necesidades de sus clientes durante el confinamiento provocado por el covid-19. Con ello, los consumidores continuaron contando con las recomendaciones que habitualmente recibían en la tienda física por parte de los profesionales de la compañía.

De este modo, Leroy Merlin continúa impulsando su transformación digital, evolucionado como organización a la vez que simplifica e incrementa la eficacia de los procesos, apostando por la omnicanalidad, mejorando la autonomía, optimizando las capacidades de los colaboradores y generando una movilidad más sostenible.

Acuerdo para el trabajo en remoto de los trabajadores de venta a distancia

Para lograr este nuevo modelo enfocado en el cliente, Leroy Merlin ha firmado con Fetico, sindicato mayoritario en la compañía, un acuerdo que consolida el trabajo en remoto de los colaboradores de la venta a distancia.

Se trata de un acuerdo pionero en el sector y que cumple con todos los requerimientos de la nueva Ley del Teletrabajo publicada ayer en el BOE. Así, se conjuga el servicio al cliente con fórmulas más flexibles de conciliación para los trabajadores.

Emilio Ruiz-Roso, director de gestión de Recursos Humanos de Leroy Merlin, ha afirmado que “con este nuevo acuerdo marcamos un antes y un después, convirtiéndonos en referentes de esta modalidad laboral en un sector donde el trato con el cliente es fundamental. Nuestro equipo humano es la pieza fundamental de Leroy Merlin y está en nuestras manos garantizar el bienestar de todos ellos. De hecho, los puestos destinados al trabajo en remoto han sido cubiertos de manera voluntaria, lo que manifiesta que este modelo es atractivo para nuestros colaboradores. De esta forma, impulsamos medidas que dan respuesta a las necesidades cambiantes de los colaboradores, los clientes y el entorno”.

Fetico ha añadido que “la crisis de covid-19 nos ha enseñado que la implicación social de empresas y trabajadores requiere de nuevas reglas que faciliten el equilibrio entre la productividad y la conciliación. Empresas internacionales como Leroy Merlin hacen una apuesta de presente inmediato, marcando un camino que contribuya a un cambio social real en la apuesta por el bienestar de la persona”.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.