Siemens Gamesa cierra dos plantas en España y anuncia un ERE para 266 trabajadores

Redacción. Siemens Gamesa, multinacional de referencia en el sector eólico, ha anunciado que cerrará las plantas de Somozas (La Coruña) y Cuenca y ha iniciado un expediente de regulación de empleo (ERE) que afectará a un máximo de 266 trabajadores, 215 en la fábrica coruñesa y 51 en la conquense.

Según ha explicado la compañía, el cierre de la fábrica de Somozas se debe a la falta de pedidos de las palas del modelo de turbina SG 2.X-114 que produce esta planta y a la imposibilidad que tiene de fabricar de manera competitiva los modelos más grandes que demanda el mercado.

En concreto, la compañía no tiene ningún pedido confirmado para este modelo de pala en España en 2021 y no hay previsión de que haya ningún proyecto con la turbina SG 2.X-114 en el futuro, ya que no existe demanda para este modelo en España.

El mercado español, como el mercado global en general, demanda turbinas más grandes que la planta de Somozas no puede producir de forma competitiva porque sus costes son mayores que los de otras fábricas.

Además, en el caso de las turbinas de mayor longitud de Siemens Gamesa, que tendrán una demanda significativa en los próximos años, sería imposible fabricarlas en la planta de Somozas por limitaciones de espacio y de transporte.

En relación con la planta de Cuenca, cuya actividad se centra exclusivamente en la reparación de palas, Siemens Gamesa asegura que no es sostenible en un mercado muy competitivo y con una tendencia cada vez mayor a la sustitución de palas en lugar de la reparación.

Además, esta planta no es viable a largo plazo porque no podría reparar turbinas más grandes que las que ahora repara por problemas de espacio.

Las negociaciones del ERE con los representantes de los trabajadores comenzarán en los próximos días, de acuerdo con la normativa vigente.

Esta decisión se encuadra en las distintas acciones que Siemens Gamesa ha puesto en marcha para mejorar la competitividad, sobre todo en su negocio Onshore, y ser rentable de forma sostenible.

Lars Bondo Krogsgaard, consejero delegado de Onshore en Siemens Gamesa, asegura que “necesitamos volver a la senda de la rentabilidad de forma urgente, y la única forma de hacerlo es con medidas como esta y otras que hemos puesto en marcha en el negocio de Onshore en el último año y medio”.

“Hemos analizado todas las opciones, pero hemos llegado a la conclusión de que no hay alternativa posible. Son medidas duras, pero necesarias para reconducir la situación de la compañía y garantizar su sostenibilidad y el empleo de los más de 24.000 empleados de Siemens Gamesa, unos 4.400 de ellos en España”, añade.

“Haremos todo lo posible durante las negociaciones con los sindicatos por minimizar el impacto que esta decisión tiene sobre nuestros empleados”, concluye el directivo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.