CaixaBank pondrá en marcha un ERE que afectará a casi 8.300 trabajadores

Redacción. CaixaBank ha anunciado que pondrá en marcha un expediente de regulación de empleo (ERE) para 8.291 contratos por causas productivas y organizativas derivadas de la fusión con Bankia y de las circunstancias actuales del mercado.

Según ha explicado la entidad en un comunicado, el ERE seguirá criterios de voluntariedad, preferentemente, y meritocracia, en segundo término. En cualquier caso, el porcentaje de empleados mayores de 50 años que se adscriban voluntariamente al plan de bajas no podrá superar el 50 % del total de salidas, con el objetivo de garantizar el equilibrio generacional.

Tanto el número de trabajadores afectados como los criterios de adscripción al ERE han sido comunicados hoy por la dirección de CaixaBank a la Representación Legal de los Trabajadores (RLT) en la segunda reunión del periodo informal de consultas para este proceso de reestructuración.

Durante la reunión, se ha planteado también la propuesta de indemnización para las extinciones de contrato y se ha trasladado el compromiso de la entidad con un plan de recolocación y acompañamiento de todas las personas afectadas para facilitar su incorporación y adaptación a un nuevo puesto de trabajo, que será absolutamente diferencial y del que se dará más detalle en próximas reuniones.

Por otro lado, la dirección ha presentado una propuesta de cambios en las condiciones laborales para avanzar hacia un marco de condiciones sostenible y unificado, independientemente de la entidad de procedencia de cada empleado.

Se trata de la unificación de medidas relacionadas fundamentalmente con aspectos complementarios de la remuneración y la previsión social, así como cuestiones vinculadas a la flexibilidad necesaria para avanzar en el modelo de negocio y mantener la sostenibilidad de la red rural. Hasta la entrada en vigor de este nuevo marco, los empleados conservarán sus condiciones actuales.

Una vez el nuevo marco esté vigente, se pretende, como norma general, que los empleados mantengan su remuneración actual, salvo que las nuevas condiciones acordadas supongan una mejora, en cuyo caso se aplicará con la progresividad que se acuerde. Estas nuevas condiciones serán también las que se aplicarán a los nuevos empleados que se puedan incorporar en el futuro.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.