Ibermática se mantiene entre las cincuenta mejores empresas para trabajar en España

Redacción. Ibermática ha sido incluida nuevamente en el ranking de Forbes de las cincuenta mejores empresas para trabajar en España, del que forma parte desde hace varios años.

Esta clasificación se elabora con los datos de un sondeo llevado a cabo por Sigma Dos con las opiniones de los empleados de más de 2.000 empresas con más de 500 personas en plantilla.

Juan Ignacio Sanz, director general y consejero delegado de Ibermática, reconoce que el cuidado de sus cerca de 3.800 profesionales está en el centro de la estrategia de la compañía, ya que “nuestro equipo humano es lo que realmente nos hace diferentes de otras empresas y marca nuestra ventaja competitiva. Su implicación con los clientes a lo largo de toda esta crisis ha sido percibida por el mercado y nos ha permitido seguir creciendo y creando empleo”.

“Para ello ha sido muy importante cuidar y apoyar a nuestros profesionales, y mantenerles motivados, para, a su vez, conseguir su mejor versión de cara al cliente en estos momentos tan complicados”, explica Sanz.

“Priorizamos la defensa de la salud de todos ellos, tanto en España como en nuestras oficinas de todo el mundo, implantando en tiempo récord el teletrabajo de la práctica totalidad de la plantilla y poniendo a disposición de los que tenían que acudir a los centros todos los elementos de protección individual necesarios (EPI). Todo ello ha contribuido a que en plena crisis obtengamos los mejores resultados de la encuesta sobre experiencia de empleado que realiza una consultora externa de manera bienal”, destaca.

Por su parte, Alberto Meynial, director del área de Personas de Ibermática, afirma que “nos hemos enfrentado a situaciones totalmente nuevas y, en algunos casos, muy duras, y aún continúan incrementándose los elementos que hacen que el contexto en el que nos movamos sea un entorno VUCA -Volátil, Incierto, Complejo, Ambiguo-”.

Desde antes del inicio de la pandemia, Meynial recuerda que su CEO supo anticipar la posible gravedad de la situación y en el mes de febrero empezaron a trabajar en un plan de contingencia basado en el teletrabajo.

Se creó un comité formado por diferentes direcciones de la compañía y se establecieron los cuatro principios que guiaron la gestión de la situación: “garantizar la protección y la salud de todos los profesionales, el empleo, la viabilidad de la empresa y mantener la motivación del equipo”.

Con todo ello, Forbes y Sigma Dos han valorado la filosofía de Ibermática de “priorizar al profesional y generar las diferentes políticas de RRHH en torno a él”, concluye Meynial.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.