Telefónica y sindicatos prorrogan un año el convenio colectivo y refuerzan la flexibilidad laboral

Redacción. Telefónica España y los sindicatos mayoritarios, UGT y CCOO, acaban de firmar el acuerdo de prórroga de su convenio colectivo hasta el 31 de diciembre de 2022, lo que supone prolongar un año más el actual convenio de empresas vinculadas, cuya vigencia se extendía hasta el 31 de diciembre de 2021.

El acuerdo contempla un incremento salarial del 1 % y un plus de 300 euros a percibir en octubre de 2022 e incorpora la salvaguarda de mantenimiento del poder adquisitivo durante toda la vigencia del convenio, incluida su prórroga.

Se mantienen igualmente las garantías en materia de empleo y de no movilidad geográfica interprovincial e interinsular con carácter forzoso.

Teletrabajo

La prórroga del convenio servirá también para consolidar en Telefónica España las nuevas formas de trabajo que ya estaban en marcha y que la pandemia contribuyó a impulsar.

Tanto la compañía como los sindicatos coinciden en que un modelo híbrido presencial/remoto influye positivamente en los profesionales y combina las ventajas de ambos tipos de trabajo, impulsando el compromiso y la corresponsabilidad con los resultados.

Por ello, una vez finalicen todas las medidas excepcionales con motivo de la pandemia, los empleados de la compañía -aquellos pertenecientes a las llamadas empresas vinculadas, Telefónica de España, Telefónica Móviles España y Telefónica Soluciones- tendrán la opción de teletrabajar dos días a la semana siempre que su actividad lo permita.

El colectivo con actividades teletrabajables alcanza a más de 10.000 profesionales en Telefónica España. Al carácter universal y voluntario del modelo, se incorpora también la posibilidad de reversibilidad por cualquiera de las partes, con motivos justificados.

Smart Work

En el caso de los colectivos de especial atención y dedicación al cliente B2B de forma presencial, así como los profesionales en roles de especial responsabilidad -unos 5.000-, la compañía prevé un modelo de Smart Work pionero en España que les permitirá decidir, bajo su responsabilidad y en coordinación con su responsable directo, desde dónde van a realizar su actividad, en línea con las necesidades de los clientes, los objetivos de los proyectos en los que estén implicados y/o las necesidades de su equipo de colaboradores, otorgándoles un 100 % de flexibilidad para ello.

Por tanto, teniendo en cuenta ambos modelos de trabajo a distancia -teletrabajo y Smart Work- tendrán acceso a las nuevas formas de trabajar más de 15.000 profesionales, lo que sitúa a Telefónica a la cabeza en materia de flexibilidad laboral en España.

En cuanto a estas nuevas formas de trabajo, la prórroga del convenio incluye dos novedades: la posibilidad de desempeñarlo desde la segunda residencia y la incorporación de nuevos elementos vinculados al desarrollo de la actividad en remoto, destacando, entre otros, los relativos a la conectividad, el equipamiento informático y la silla ergonómica.

Semana laboral de cuatro días

Por primera vez, compañía y sindicatos han pactado recoger en el convenio un piloto, que tendrá inicialmente una duración de tres meses, para acceder a la jornada laboral flexible bonificada, es decir, que los trabajadores puedan solicitar voluntariamente la ampliación del fin de semana, flexibilizando la jornada semanal y concentrando la actividad laboral de lunes a jueves (32 horas), estableciendo por parte de la empresa una bonificación de un 20 % de la correspondiente reducción salarial que se aplicará al profesional por el tiempo no trabajado.

A partir de julio, los profesionales que lo deseen podrán manifestar su interés en participar en el piloto, que comenzará en el mes de octubre. La compañía quiere así probar el modelo para más adelante decidir su continuidad y consolidar esta medida de flexibilidad.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.