León contará con la primera planta de la península ibérica para el reciclaje de baterías de vehículos eléctricos

Redacción. Endesa y Urbaser se han aliado para poner en marcha en Cubillos del Sil (León) la primera planta de reciclaje de baterías de vehículos eléctricos de la península ibérica, que entrará en operación a finales de 2023.

Con una inversión de 13 millones de euros, la instalación nace al amparo del Plan Futur-e de Endesa, a través del cual la compañía energética paliará el final de la operación de la central térmica de Cubillos del Sil, que ya se encuentra en proceso de desmantelamiento.

La nueva planta de reciclaje de baterías es uno de los siete proyectos aprobados recientemente por el Ministerio de Transición Ecológica, la Junta de Castilla y León, las alcaldías de Ponferrada y de Cubillos del Sil, la Universidad de León y Endesa.

La nueva empresa conjunta de Endesa y Urbaser gestionará la recogida de baterías eléctricas en España y Portugal, su almacenamiento temporal seguro y su transporte a Cubillos del Sil, para su posterior tratamiento.

Medio centenar de empleos

El desarrollo de estas actividades generará unos 50 empleos directos, más otros tantos indirectos aún por cuantificar. Esta planta satisfará la demanda de reciclaje tanto en España como en Portugal, estimando una capacidad de tratamiento anual de 8.000 toneladas de baterías eléctricas.

Urbaser participará en esta iniciativa a través de Sertego, su filial experta en la recogida, almacenamiento y tratamiento de residuos presente en 25 países.

Sertego se encargará de gestionar las veinte instalaciones de recogida desde las que se suministrarán las baterías de vehículo eléctrico a procesar en la planta de Cubillos del Sil. Así mismo, dirigirá su operación y mantenimiento.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.