Casavo apuesta por la flexibilidad laboral con una nueva política de smart working

Redacción. La firma inmobiliaria Casavo ha implementado una nueva política de smart working que permite a todos sus empleados en Europa gestionar su tiempo con total autonomía.

Con esta iniciativa, la compañía pretende reafirmar su apuesta por el talento, poniendo el acento en la consecución de objetivos y en la responsabilidad individual.

Gracias a esta nuevo modelo laboral, Casavo permitirá a los más de 270 empleados que forman su equipo entre Italia y España elegir el trabajo remoto con la máxima flexibilidad. Para ello, tan solo deben acordar con sus responsables directos la modalidad de trabajo que más se ajuste a sus necesidades: trabajo en remoto, presencial o una modalidad híbrida que combine ambos, siempre con total libertad para elegir qué días acudir a la oficina.

Oficinas dinámicas

En paralelo a su nueva política de smart working, la compañía ha llevado a cabo la redefinición de sus oficinas, convirtiéndolas en espacios dinámicos para impulsar el valor añadido de trabajar en un equipo multidisciplinar.

En este nuevo contexto, Casavo favorecerá la creatividad y los encuentros informales como fuente de innovación, convirtiendo el lugar de trabajo en un punto de encuentro entre los diversos perfiles que integran la organización.

Además, la compañía se ha comprometido a garantizar a sus empleados un equilibrio entre su vida personal y laboral estableciendo pautas para proteger el tiempo libre y de desconexión.

Así mismo, la compañía apuesta por la formación continua y personalizada de todos sus profesionales y en la creación de un programa de desarrollo profesional individualizado, ofreciendo a cada empleado la posibilidad de afrontar nuevos retos profesionales y crecer dentro de la empresa.

“En Casavo siempre hemos tenido claro que el capital humano es uno de los principales activos de la compañía. Lo importante son las personas, y, por eso, apostamos por nuestro equipo. Talento, pasión y motivación son los pilares fundamentales para una startup innovadora como la nuestra”, explica Marta Raimondi, directora de Recursos Humanos de Casavo.

“Por este motivo hemos decidido implantar una política que responda a las nuevas necesidades que han surgido en los últimos dos años y que han demostrado que el trabajo remoto no es un obstáculo para la productividad, si se encuentra acompañada por objetivos bien definidos y un claro compromiso con la misión de la compañía”, añade Raimondi.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.