imagen de la noticiaRRHH Press. La Fundación Instituto de Reinserción Social IReS ha optimizado su gestión de costes, consiguiendo ahorros superiores al 25% en diferentes partidas presupuestarias.

Para ello ha contado con la colaboración de Expense Reduction Analysts, multinacional especializada en consultoría de optimización de gastos no estratégicos, que tras seis meses de trabajo continuado ha conseguido la reordenación y reducción de los gastos generales la fundación.

Para alcanzar los porcentajes de ahorro conseguidos, el consultor de Expense Reduction Analysts, Celso Rodríguez, en la función de Director de Proyecto, junto con su equipo, analizaron los procesos de compra, productos y proveedores para identificar las posibilidades de optimizar costes y liberar recursos económicos.

Tras el análisis y ejecución del plan de consultoría presentado por Expense Reduction Analystis, la Fundación IReS ha alcanzado ahorros significativos en sus cuentas de gastos, que en algunos casos superan el 60%.

Así, en reprografía, y tras el proceso de implementación de la opción propuesta por Expense Reduction Analysts, se ha conseguido un ahorro superior al 22%. En la partida de telecomunicación, el rango de ahorro ha sido de entre el 46,7 y el 64%. En alimentación y comedores y suministro eléctrico se están alcanzado ahorros del 15 y del 8,54 % respectivamente.

La Fundación IReS es una ONG sin ánimo de lucro que trabaja desde el año 1969 en la atención social, psicológica y educativa de personas y colectivos en situación de riesgo social o con dificultades socioeconómicas. Los cuatro grandes ámbitos de actuación son: Infancia, juventud y familia, Violencia familiar y de género, Inclusión social y Acción social en el sistema judicial.

Además de la atención social, la Fundación desarrolla proyectos innovadores y forma profesionales. La sensibilización de la población en general y la incidencia en los poderes públicos son también líneas estratégicas de la entidad.

El ámbito de actuación es estatal y mayoritariamente presta servicios en las demarcaciones de Barcelona, Gerona, y también en las Islas Baleares. En el año 2009 atendió a cerca de 15.000 personas.

En la entidad, galardonada con la Cruz de Sant Jordi y con el Premio Justicia de Cataluña, trabajan 150 profesionales y también participan grupos de voluntarios.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.