Un millar de personas con discapacidad evalúan su inclusión laboral en Mapfre

Redacción. Mapfre ha implementado una metodología propia para medir el impacto de la integración sociolaboral de las personas con discapacidad que trabajan en la compañía y conocer en qué medida contribuye a mejorar su calidad de vida.

Los 1.001 empleados con discapacidad de 20 países del grupo asegurador han valorado, a través de una encuesta, que su integración laboral ha contribuido a mejorar su calidad de vida gracias al entorno laboral inclusivo que predomina en la empresa.

A través de esta encuesta se han evaluado dimensiones específicas como el bienestar físico, material o emocional, así como la calidad de sus relaciones interpersonales y sociales y su desarrollo profesional dentro de la compañía.

En total, los empleados encuestados por Mapfre han puntuado su inclusión laboral en la compañía con un 8 sobre 10.

“Estamos muy satisfechos con los resultados, que reflejan nuestro compromiso con la inclusión”, indica Anastasia de las Peñas, directora corporativa de experiencia de empleado de Mapfre, quien considera que las empresas comprometidas con la diversidad y la inclusión son capaces de atraer y fidelizar el talento, incrementar la motivación de sus empleados y potenciar la creatividad de sus equipos.

“Invertir en diversidad nos beneficia a todos y nos aporta un valor enorme, porque nos permite sumar todo tipo de talentos y capacidades. Fomentar esa diversidad es clave para la competitividad de una compañía”, añade De las Peñas.

El compromiso de Mapfre con la diversidad y la inclusión forma parte del Plan de Sostenibilidad 2022-2024, que incluye compromisos como que el 3,5 % de su plantilla esté formada por personas con discapacidad para 2024.

En 2022, la compañía incorporó a su plantilla a 188 personas con discapacidad.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.