Imagen de la noticia

Redacción. Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) ha constituido esta semana el Consejo de Responsabilidad Social, un órgano con el que la entidad pretende potenciar las relaciones con sus grupos de interés con el fin de reforzar su confianza en la compañía.

Este consejo es un órgano consultivo que quiere institucionalizar el diálogo directo y abierto con usuarios del servicio, trabajadores de la compañía, proveedores, administración pública y sociedad, así como asesorar a los órganos de gobierno y la dirección de la empresa en materia de responsabilidad social mediante la formulación de propuestas e informes con carácter de recomendaciones.

El Consejo de Responsabilidad Social de FGC es reunirá al menos dos veces al año y está formado por personas de reconocido prestigio profesional y social en diversos ámbito vinculados con la Responsabilidad Social. Ricard Font, presidente de FGC, es el presidente del consejo, cuya vicepresidencia recae en Juliana Vilert, directora de Organización y Personas.

El responsable de Responsabilidad Social de FGC, Antonio García, es el coordinador del consejo, y los directores de FGC Operadora, Oriol Juncadella, y de Turismo y Montaña, Toni Sanmartí, forman parte del grupo de vocales, que completan representantes de organizaciones como CCOO, UGT, Facua, Esade, Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Cataluña, Comité Catalán de Representantes de Personas con Discapacidad (Cocarmi), Mútua Terrassa o el Pacto Mundial, entre otras.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.