Imagen de la noticia

Redacción. La Comunidad de Madrid incorporará el teletrabajo a la organización laboral de los empleados públicos de la Administración regional.

Así lo ha anunciado hoy la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, tras mantener una reunión por videoconferencia desde la Real Casa de Correos, sede del Gobierno regional, con varios trabajadores que están desempeñando sus funciones desde sus domicilios por las restricciones a raíz de la declaración del estado de alarma ante el Covid-19.

Diaz Ayuso ha detallado que ya se han iniciado los contactos con los representantes sindicales de cara a ir perfilando esta nueva figura laboral, que tiene como principales objetivos facilitar la conciliación de la vida profesional y familiar; motivar y optimizar el clima laboral, así como incrementar el rendimiento y modernizar la organización del trabajo en la Administración autonómica madrileña.

De esta manera, se estudiará en cada caso que esta modalidad de trabajo sea compatible con las necesidades del servicio, y estará sometida a un seguimiento y evaluación de las actividades desarrolladas.

Durante el encuentro telemático con empleados públicos, al que también ha asistido el consejero de Hacienda y Función Pública, Javier Fernández-Lasquetty, se ha hecho balance de los principales resultados obtenidos en materia de teletrabajo durante estos meses de confinamiento.

Más de un tercio teletrabaja

De esta forma, se ha destacado que más de un tercio de los empleados públicos de la Administración regional (36,2 %) están en la actualidad realizando sus tareas laborales diarias desde sus casas. Este alto porcentaje supone 60.986 trabajadores de un total de 168.413.

Sin embargo, esta cifra se dispara a cerca del doble, un 61,34 %, si se excluye a los 80.796 trabajadores públicos de los hospitales, Atención Primaria y SUMMA 112, que están desarrollando sus funciones de manera presencial para combatir la pandemia del Covid-19.

El Gobierno regional comenzó a tomar medidas para facilitar el teletrabajo desde el pasado 10 de marzo, con anterioridad a la declaración del estado de alarma por el Gobierno central. La medida se adoptó para así facilitar la conciliación de los trabajadores que tuvieran que cuidar de sus hijos por el cierre de los centros educativos anunciada el día 9 de ese mes.

Posteriormente, el 13 de marzo, se emitió una resolución por parte de la Dirección General de Función Pública para regular el trabajo a distancia de los empleados públicos, como consecuencia de la situación y evolución del coronavirus, primando en todo momento la continuidad del Servicio de la Unidad Organizativa.

Desde el inicio de la crisis sanitaria, la Comunidad de Madrid ha entregado a sus trabajadores equipos portátiles (ordenadores, smartphones y tabletas electrónicas), así como más de 150.000 licencias y dispositivos para facilitar la conectividad, la documentación en la nube y el trabajo colaborativo de forma remota.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.