Imagen de la noticia

Redacción. Los empleados públicos de la administración regional de Cataluña se reincorporarán a sus puestos de trabajo tras la crisis sanitaria del covid-19 en un régimen de turnos, combinando la modalidad presencial y el teletrabajo.

De esta manera se potencia el teletrabajo en la administración catalana, permitiendo que los empleados puedan, a partir de ahora, trabajar en remoto hasta un máximo de tres días a la semana.

Así se lo ha expuesto el Gobierno catalán a las organizaciones sindicales con representación en la Mesa General del Empleado Público, en la que se han abordado las medidas organizativas, de prevención y seguridad que se aplicarán en la etapa de reanudación del personal al servicio de la Administración de la Generalitat de Cataluña.

De manera excepcional, los empleados públicos que tengan a su cargo menores de 14 años, personas dependientes o con discapacidad, así como los que pertenezcan a grupos vulnerables, se podrán acoger a un máximo de cinco jornadas de teletrabajo a la semana.

Además, se introduce la posibilidad de acogerse al teletrabajo parcial, es decir, jornadas diarias que combinen un mínimo de 5 horas de trabajo presencial con la posibilidad de hacer teletrabajo durante el resto de la jornada.

La distribución de las horas de teletrabajo deberá respetar la franja horaria de disponibilidad acordada. El resto de jornada en régimen de teletrabajo admite una flexibilidad total, respetando las pausas y los descansos entre jornadas.

El personal que preste servicios en la modalidad de teletrabajo tiene derecho a la desconexión digital y se le debe garantizar, fuera de la franja horaria de disponibilidad establecida, el respeto a su tiempo de descanso y a su intimidad personal.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.