Clichés a evitar en el curriculum vitae

Redacción. La presentación de un buen curriculum vitae es básico a la hora de buscar trabajo, puesto que es una herramienta clave para las personas encargadas de la selección de personal, al tratarse del primer filtro que los candidatos deben superar en un proceso de selección.

Aun así, pese a la importancia del currículum, redactarlo de forma óptima sin caer en el uso de tópicos no siempre es tarea fácil. ¿Cuáles son los clichés que los candidatos deben evitar en la elaboración de este documento?

Según HAYS, firma de consultoría de Recursos Humanos especializada en selección de perfiles cualificados, para conseguir llamar la atención de un recruiter es imprescindible que el currículum detalle con pruebas los logros conseguidos a lo largo de la carrera profesional. En esta línea, es importante evitar afirmaciones simples y potenciar los atributos a resaltar a través de hechos que puedan ser descritos o ejemplificados.

Por ejemplo, en vez de recurrir al tópico “perfil orientado a resultados”, un candidato en un proceso de perfil comercial puede detallar el porcentaje de aumento de ventas conseguido en el último año. De este modo, demostrará que está verdaderamente orientado a resultados, además de haber realizado un seguimiento de los mismos, lo que en sí implica estar focalizado en ello.

Del mismo modo es interesante evitar el tópico “soy un buen trabajador” o “gran atención al detalle”. La primera impresión que tendrá el recruiter del nivel de atención al detalle o de exigencia será al leer el propio currículum. Por tanto, es fundamental asegurarse de su correcta elaboración y de que no haya errores de ningún tipo, tales como faltas de expresión, ortografía o incongruencias entre afirmaciones.

Según los expertos de HAYS, es importante incluir aquellos atributos que aporten valor y favorezcan cierta diferenciación frente a los demás personas. Es muy común que los candidatos indiquen en el currículo que “pueden trabajar de forma autónoma e independiente”; ¿pero realmente se trata de un atributo diferenciador? Más bien, es un atributo que las compañías suelen esperar de cualquier candidato. Por tanto, si no aporta información relevante, es mejor no incluirlo.

Por último, es conveniente destacar aquellos atributos que sean fundamentales para la posición a la que se está optando. Por ejemplo, si, se trata de un proceso en el que trabajar de forma independiente es uno de los puntos fuertes y tiene una importancia primordial para el puesto, es interesante incluir un ejemplo que lo demuestre y su resultado.

Lo mismo puede ocurrir con otros clichés como “trabajar bien en equipo” o “habilidades de comunicación”. En estos casos, se puede recurrir a situaciones en las que se demuestren dichas habilidades, como “trabajé con los equipos de marketing internacionales y locales para poner en marcha un cambio de marca global en 12 países”, o “participé en un proyecto que captó un nuevo cliente para la compañía”. A través de ejemplos de este tipo, se destacan ambos atributos de forma óptima.

En definitiva, para HAYS es interesante que el candidato pueda sustituir los clichés utilizados por ejemplos reales que demuestren sus habilidades en acción para crear un buen currículum y aumentar así las posibilidades de pasar a la siguiente fase del proceso.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.